Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González cree que si se suspende la libertad a Bolinaga es porque no se dan las condiciones que hubo en su momento

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado este martes que si el juez ha decidido suspender la libertad condicional del etarra Jesús María Uribetxeberria Bolinaga será porque "no se dan las condiciones que se dieron en su momento para excarcelarle".
"Si el juez ha tomado esa decisión entenderá que existen razones justificadas para que esta persona cumpla con sus condenas en la cárcel, si es que se produce, y que no se dan las condiciones que se dieron en su momento para excarcelarle", ha señalado el presidente tras visitar la planta de Peugeot Citröen en Villaverde.
González se expresaba así preguntado por la decisión del juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, que ha suspendido la libertad condicional que concedió el 30 de agosto de 2012 a Bolinaga, al considerar que esta medida es "incompatible" con la situación de prisión domiciliaria que dictó el pasado jueves el juez Ismael Moreno.
A este respecto, el presidente ha señalado que Bolinaga es "un asesino convicto y confeso que no ha pedido disculpas" que fue "puesto en libertad por una cuestión de humanidad ante la existencia en su día de un cáncer terminal y que al parecer, era de una duración prácticamente muy corta".
Sin embargo, ha añadido, se ha visto a lo largo de este tiempo que Bolinaga "ha gozado de una libertad el último año y pico en unas condiciones cada vez mejores sin que se haya arrepentido, haya pedido disculpas y poniendo en cuestión, o por lo menos generando una duda, sobre la rapidez de esa enfermedad tan grave que ponía en riesgo su vida".
Además, en su opinión, de alguna manera ha generado una "cierta alarma social, por decirlo de alguna manera suave, entre algunas personas que entienden que los terroristas" como, según ha asegurado también entienden ellos, "tienen que cumplir las penas en la cárcel hasta el último de los días".
"Y más cuando se es un asesino que no solamente no se ha arrepentido sino que además, parece que ha alardeado de esa condición", ha remarcado.