Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern y la CUP se reúnen en el Parlament para tratar de salvar los Presupuestos

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras, están reunidos desde las 16.45 horas en el Parlament con miembros de la CUP para tratar de salvar los Presupuestos de 2016.
Por parte de la CUP, han acudido los diputados Joan Garriga 'Nana', Anna Gabriel y Eulàlia Reguant, y el secretario de Organización del partido, Xavier Generó, entre otros miembros del secretariado nacional de la formación anticapitalista.
Las posiciones por ahora siguen estando muy alejadas: la CUP exige retirar las cuentas y presentar unas nuevas que, entre otras cuestiones, desobedezcan el objetivo de déficit, mientras que el Govern ofrece introducir mejoras en las cuentas que ya ha presentado y se niega a retirarlas.
La reunión debe servir para que el Govern, como anunció este miércoles, entregue a la CUP un documento con mejoras que busque seducir a los anticapitalistas, pero siempre con la premisa de que los Presupuestos no se retiran y que hay que negociar sobre la propuesta que hay encima de la mesa.
Aparte de desobedecer el objetivo de déficit, los 'cupaires' plantean otras medidas como subir el IRPF a las rentas altas, introducir previsiones de ingresos por impuestos suspendidos por el TC, y modificar al alza tributos como Sucesiones o Patrimonio.
El plazo para negociar finaliza el miércoles de la semana que viene: entonces se debatirá la admisión a trámite de las cuentas y, si la CUP y el resto de partidos de la oposición mantienen su enmienda a la totalidad, la Cámara las rechazará y serán devueltas al Govern.
Si este es el escenario que finalmente se impone, Puigdemont y Junqueras deberán decidir si presentan una nuevas cuentas o si mantienen la prórroga actual del presupuesto de 2015 hasta finales de año.