Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Govern y Parlament mantienen el formato del acto oficial de la Diada y apelan a la unidad

La lengua catalana vertebrará el evento, que cuesta 269.000 euros
El Govern y el Parlament mantendrán el formato del acto institucional de la Diada respecto a como se ha hecho en actos anteriores, y han hecho un llamamiento este miércoles a que sirva para demostrar la unidad de la sociedad catalana.
En rueda de prensa en la cámara para presentar el evento, el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha deseado que este acto dé un mensaje "de suma, no de dividir ni confrontar", y ha detallado que costará 269.000 euros, cantidad muy similar a la de los años anteriores.
Homs y el vicepresidente segundo del Parlament, Lluís Corominas, han concretado que la lengua catalana vertebrará este evento, cuyo cartel, diseñado por Joan-Pere Viladecans, es una hoz de color negro bajo un fondo rojo y un reloj de color blanco.
Según el consejero, el acto oficial de la Diada --un formato que instauró en 2004 el primer tripartito presidido por el socialista Pasqual Maragall-- debe servir para lanzar un doble mensaje: "Tenemos que ser capaces de generar una suma interna y presentarnos bien de cara al mundo".
Ha asegurado que por ahora no tiene noticias de que el PP no vaya a asistir al acto oficial y también ha dicho que la Generalitat se ha dirigido a la Delegación del Gobierno para que un representante del Estado puede asistir a esta celebración.
"INTEGRACIÓN Y SUMA"
"Una de las contribuciones que hemos hecho desde Cataluña es la capacidad de integración y de suma", ha dicho Homs, y este elemento de agregación será el eje vertebrador de un acto oficial, junto a la lengua catalana, y se recordarán varias efemérides.
Se conmemorarán los 800 años de la Batalla de Muret, el 600 aniversario de la muerte de Bernat Metge, el centenario de la promulgación de las normas ortográficas en catalán y del nacimiento del escritor Salvador Espriu y los 50 años de la muerte de Carmen Amaya y de las declaraciones en defensa de Cataluña del abad de Montserrat, Aureli Escarré, al diario 'Le Monde'.
El evento lo vuelve a dirigir el dramaturgo y director teatral Joan Ollé, lo conducirá la actriz Mercè Pons y empezará con una desfilada de los Mossos y la entrega de la bandera catalana que cada año hace un municipio catalán, y en esta edición lo hará Arenys de Mar, donde se emplazaba la imaginaria e ideal ciudad de 'Sinera' de Espriu.
Habrá actuaciones musicales y lecturas de textos del Orfeó Manresà, Alidé Sans, Cati Plana, Liv Hallum, Blaumut, Carles Dénia, Gemma Humet, Laura Guiteras, Mercè Martínez, Túrnez&Sesé, Jordi Vidal, Toni Xuclà, Karime Amaya, Coco, Tañé, Tuto i Joni.
También intervendrán varios actores --Joan Pera, Marta Betriu, Jordi Boixaderas, Àlex Casanovas, Carme Elías, Eduard Farelo, Nora Navas y Clara Segura--, el especialista en cultura medieval Antoni Rossell y el presidente de la sección filológica del Institut d'Estudis Catalans (IEC), Isidor Marí.
La celebración de la Diada también se hará en Madrid, Nueva York (Estados Unidos), Bruselas (Bélgica), Londres (Reino Unido), en el parlamento escocés en Edimburgo, Berlín (Alemania), París (Francia), L'Alguer (Italia) y Perpignan (Francia).