Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern dice que el 26J no influirá en el proceso soberanista ni en las cuentas

Ve un "fracaso sin precedentes" que haya nuevos comicios y evita polémicas sobre la lista única
La portavoz de la Generalitat, Neus Munté, ha asegurado este martes que las elecciones generales del 26 de junio no influirán en ningún caso en el desarrollo del proceso soberanista ni en su intención de empezar a tramitar los Presupuestos de 2016 a finales de mayo.
"El Govern seguirá desarrollando su hoja de ruta. Somos un gobierno que no está en funciones sino que funciona", ha expuesto en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, contrastando que el Ejecutivo central lleva meses en funciones y el catalán no.
Munté ha opinado que la convocatoria de nuevas elecciones al no poderse formar gobierno es un "fracaso político sin precedentes" de la política española, y ha evitado polemizar sobre que ERC y CDC hayan decidido no presentarse juntos por la negativa de los primeros.
La portavoz del Ejecutivo catalán ha defendido que la unidad del soberanismo es un valor necesario de los partidos que defienden la independencia, pero no ha entrado en si debería haberse concretado en la lista conjunta entre ERC y CDC: Esto "corresponde a las formaciones políticas y no al Govern".
Munté ha criticado que el Gobierno del PP en funciones se ha caracterizado por la "falta de voluntad de diálogo", por lo que ha dicho que unos meses más con un Ejecutivo central en funciones tampoco variará sustancialmente la situación actual en las relaciones entre la Generalitat y el Estado.
CONTACTOS RECIENTES
El Govern ha hecho un balance de las recientes reuniones bilaterales entre Puigdemont y Rajoy y entre Junqueras y Santamaría, afirmando en que mantiene "un gran escepticismo" en que en alguno momento estos contactos puedan dar sus frutos.
Munté ha lamentado que la reunión entre Puigdemont y Rajoy vino seguida por la decisión del Gobierno central de impugnar tres leyes catalanas, y la de Junqueras y Santamaría por una nueva decisión del Ejecutivo central de recurrir parcialmente la ley contra la pobreza energética y los desahucios.
CUENTAS PENDIENTES
El Presupuesto actual de la Generalitat es el prorrogado de 2015, y Munté ha asegurado que mantienen la idea de presentarlo a finales de mes en la Cámara catalana pese a que coincida en plena precampaña de las generales y tenga que empezar a abordarse coincidiendo con la campaña.
"Es voluntad del Govern aplicar el calendario previsto por lo que hace referencia a la presentación del Presupuesto en el mes de mayo. El vicepresidente --Oriol Junqueras-- ya se ha manifestado favorable, independientemente del calendario electoral en el que nos encontramos", ha sentenciado.
El Govern ha manifestado en varias ocasiones que su calendario pasa por llevar las cuentas a la Cámara a finales de mayo, y ahora la dificultad añadida será que tendrá que encontrar un socio en el Parlament para aprobarlos en plena contienda electoral.