Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Govern catalán reorganiza su organigrama y aumenta a 13 el número de consellerias con el estreno de Exteriores

La Generalitat ha anunciado la composición del Govern de Carles Puigdemont, con un organigrama con cambios y 13 departamentos --uno más que en la legislatura anterior--, y el secretario del gobierno será Joan Vidal de Ciurana.
Tomarán posesión este jueves a las 10 en Saló San Jordi del Palau de la Generalitat --donde el martes hizo lo mismo el presidente Carles Puigdemont--, ha informado la Generalitat en un comunicado tras firmarse este miércoles por la tarde el decreto de nombramiento de los miembros del Govern.
Respecto al último Govern de Mas (12 consellerias), el actual divide Empresa y Empleo; elimina Bienestar como tal, integrando este sector en otro departamento --precisamente el de empleo--; y crea Exteriores con el rango de Conselleria.
Después de Puigdemont, los tres grandes nombres son Oriol Junqueras (Vicepresidencia y Conselleria de Economía y Hacienda), Neus Munté (Conselleria de la Presidencia) y Raül Romeva (Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia).
Entre el resto de consellers están Jordi Baiget (Empresa y Conocimiento), Meritxell Serret (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación), Josep Rull (Territorio y Sostenibilidad) y Dolors Bassa (Trabajo, Asuntos Sociales y Familias).
Los demás son Toni Comín (Salud), Santi Vila (Cultura), Meritxell Ruiz (Enseñanza), Carles Mundó (titular de Justicia), Meritxell Borràs (de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda) y Jordi Jané (de Interior).
UNA CONSELLERIA MÁS
Así, este gobierno tiene una conselleria más que hasta ahora y dos más de las que estipuló Artur Mas al ser presidente en 2010, cuando recortó de 15 a 11 los departamentos del tripartito; pero Mas inició su segunda legislatura (2012) con una conselleria más, la de Presidencia (Francesc Homs).
En el primer mandato de Mas no sólo se recortaron las consellerias del tripartito por la austeridad económica, sino se se redujo el personal eventual en cerca de un 40%, y los cargos directivos y del Ejecutivo en un 23%.