Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grande-Marlaska rechaza la aplicación "mecanicista" de la ley y defiende la "independencia e imparcialidad" de jueces

Pide a los magistrados ser "cautelosos" ante la "responsabilidad institucional" que ostentan BERGONDO (A CORUÑA), 7 EUROPA PRESS El juez Fernando Grande-Marlaska ha rechazado este viernes en La Coruña la aplicación "mecanicista" de la ley y ha defendido la "independencia e imparcialidad" de los magistrados, a los que pide ser "cautelosos" ante la "responsabilidad institucional" que ostentan.
Pide a los magistrados ser "cautelosos" ante la "responsabilidad institucional" que ostentan
BERGONDO (A CORUÑA), 7 EUROPA PRESS
El juez Fernando Grande-Marlaska ha rechazado este viernes en La Coruña la aplicación "mecanicista" de la ley y ha defendido la "independencia e imparcialidad" de los magistrados, a los que pide ser "cautelosos" ante la "responsabilidad institucional" que ostentan.
En su intervención en una mesa redonda de la Escuela de Verano del Poder Judicial que se celebra en el Pazo de Mariñán, en Bergondo (La Coruña), Grande-Marlaska ha abordado el documento del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en materia de principios de ética judicial que recoge los valores y reglas de conducta compartidos por la judicatura española.
Este compendio de reglas y valores fue elaborado por el grupo de trabajo de Ética Judicial, del que han formado parte varios vocales del CGPJ entre los que se encuentran Roser Bach y Fernando Grande-Marlaska.
"MANTENERSE A SALVO DE LAS PRESIONES"
En su intervención, el vocal del Consejo General del Poder Judicial ha llamado a los jueces a "mantenerse a salvo de las presiones externas" que puedan recibir en la realización de su trabajo como profesionales de la judicatura. "Se pueden recibir presiones pero tienes que saber reconducirlas, que no afecten al trabajo", ha comentado.
Grande-Marlaska ha defendido la labor de los jueces, que deben aplicar la ley "conforme a los valores". El magistrado ha rechazado la figura de los "jueces mecanicistas", puesto que opina que la ley no se puede aplicar "de manera automática".
Además, ha valorado el papel social de los jueces, cuyo cometido es "salvaguardar los derechos de los ciudadanos"; e incluso ha destacado el papel "pedagógico" de estos profesionales, cuya "responsabilidad institucional" les obliga a ser "cautelosos" en su ejercicio.
También ha considerado Grande-Marlaska que el "diálogo continuo" es necesario para el desarrollo de las reglas de conducta y valores para la judicatura. "Estos principios tendrán relevancia en la medida en la que se vaya asumiendo por la carrera judicial", ha asegurado el magistrado, que confía en que estos principios se vayan adquiriendo en la profesión.