Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Griñán defiende el presupuesto "socialdemócrata" de la Junta y rechaza las acusaciones de "electoralismo"

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha defendido que el presupuesto "socialdemócrata" elaborado por la Junta para 2012, que crece un 1,1 por ciento tras dos años consecutivos de descenso e incrementa un 1,4 por ciento la dotación para políticas sociales, y ha rechazado las acusaciones de "electoralismo" de dirigentes como el candidato de CiU Al Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, porque, en su opinión, "nadie puede decir que subir los impuestos antes de las elecciones sea electoralista".
En una entrevista en la cadena Ser recogida por Europa Press, Griñán ha señalado que las cuentas andaluzas para el próximo año no se basan en ninguna "varita mágica", sino que responden a la "opción política de subir impuestos a los que más tienen --patrimonio--, a los que más ganan --renta-- y a los que más heredan --sucesiones-- para que se reparta mejor fiscalmente", y ha destacado que este incremento impositivo puede "suponer, por ejemplo, 10.000 becas".
"Este no es un debate de palabras, sino de ideas y decisiones y creo que en Andalucía hemos hecho un presupuesto socialdemócrata. Hay sin embargo quien piensa que las rentas del trabajo deben pagar muchos impuestos y las rentas del capital deben pagar. Es una opción política, yo la critico desde mi ideología", ha asegurado el jefe del Ejecutivo andaluz, que ha negado que "la economía sea una, única y con unas solas reglas porque en ese caso esta crisis no se tenía que haber producido". "Hay opciones políticas y ese es el terreno donde se deben jugar estas elecciones porque hay opciones políticas diferentes", ha subrayado.
Griñán ha explicado que el presupuesto de la Junta es "muy restrictivo, acorde con los tiempos que estamos viviendo", en el que "baja considerablemente la inversión, aunque sigue de más del tres por ciento del PIB andaluz, superior a la media de las comunidades autónomas" y que puede optar por incrementar los fondos para educación porque Andalucía tiene un endeudamiento de 1.600 euros por habitante frente a los 4.000 de otras comunidades como Valencia, según datos del Banco de España.
CRECEN LOS FONDOS PARA EDUCACIÓN, "LA MEJOR INVERSIÓN DE FUTURO"
"Cada uno tiene un margen que aprovecha como quiere y destina los recursos allí donde cree que mejor deben ir", ha indicado el presidente de la Junta, que ha reivindicado la educación como "la mejor inversión de futuro, aunque no es nada si no se acompaña de igualdad de oportunidades, para que cada persona pueda llegar hasta el límite de su talento con independencia de los recursos familiares".
En materia de sanidad, Griñán ha recordado que la Junta ya lleva aplicando "desde hace diez años" medidas que se han generalizado ahora a todo el sistema nacional de salud como la receta electrónica o la prescripción por principio activo y ha demostrado que se puede desarrollar "una política de austeridad en el gasto compatible con ampliación de derechos". A su juicio, "la sanidad es un campo donde se puede avanzar en austeridad pero sin romper nunca que el aseguramiento sea universal, único y con una financiación pública que garantice la igualdad de todos porque el sistema sanitario no es sólo atender al enfermo, sino también investigación, prevención de la enfermedad, promoción de la salud o atención primaria".
En su opinión, la actual crisis financiera existe una "reforma de verdad para conseguir que fluya el dinero" y no otras cuestiones como la reforma laboral o de la negociación colectiva "que no están en la raíz del problema". "Me da la impresión de que esta crisis se está convirtiendo en coartada para otras muchas cosas que no tienen nada que ver con la crisis", ha indicado Griñán, que ha alertado que la "política monetaria estricta" que aplica la UE "nos está asfixiando" mientras que no se "resuelve el problema de la financiación". En este sentido, se ha mostrado "escéptico" por los acuerdos adoptados en la última cumbre porque teme que se traduzca en que los bancos van a "tener menos dinero para prestar a los ciudadanos" y ha indicado que "el dinero que hay ahora mismo es insuficiente para relanzar la economía".
LOS "PREJUICIOS" DE DURAN
Preguntado por el hecho de que Duran (CiU) haya calificado los presupuestos de la Junta para 2012 como "ilógicos y electoralistas", el presidente de la Junta ha atribuido esta valoración a "un prejuicio" porque "nadie puede decir que subir los impuestos antes de las elecciones sea electoralista". "Hemos optado por subir los impuestos a las rentas de más de 80.000 euros, a los patrimonios más de un millón de euros, a las herencias más altas y hemos creado impuestos ecológicos. Alguno puede pensar que eso es electoralista, pero yo creo que forma parte de una ideología determinada", ha explicado.
En este sentido, Griñán ha querido dejar claro que no tiene "ningún afán dialéctico" para entrar a comparar a Andalucía con Cataluña, pero si ha trasladado a Duran que "cuando quiera mi consejera de Hacienda --Carmen Martínez Aguayo-- va a entrevistarse con él para enseñarle el presupuesto y explicárselo". "No me voy a meter en el debate presupuestario de Cataluña, y me gusta que tampoco se metan en el de Andalucía", ha añadido para resaltar a continuación que "quiero a Andalucía con toda mi alma y no la quiero más comparándola con Cataluña".
Por último, Griñán ha indicado que no discute que Cataluña "reclame lo que le conviene" en materia de financiación autonómica y ha recordado que antes del último modelo "fui a Cataluña a decir que con el anterior estaba perjudicada, con una dotación inferior per capita a la media, y ahora ha salido bastante mejor". En cualquier caso, ha advertido de que el sistema se ve afectado por el "principio de solidaridad recogido en la Constitución", de forma que cualquier modelo debe garantizar el "principio de igualdad de todos los españoles vivamos donde vivamos".