Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La jueza confirma la condena de siete años de cárcel al propietario de Grupo Playa Sol, Fernando Ferré

La titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza, Martina Rodríguez, ha confirmado la condena de siete años de cárcel al propietario del Grupo Playa Sol, Fernando Ferré. La sentencia considera probado que el acusado, administrador de las 301 compañías que integraban GPS, había creado este entramado con la única finalidad de eludir el cumplimiento de las obligaciones fiscales.
En concreto, la sentencia se produce fruto de un acuerdo de conformidad entre las defensas de los acusados y la Fiscalía anticorrupción, la Abogacía del Estado y los sindicatos personados. GPS se reservó la posibilidad de interponer recurso contra la misma.
Ferré ha sido condenado por catorce delitos contra la hacienda pública, a penas de tres meses y cuatro días de prisión por cada uno de ellos, así como por tres delitos contra los derechos de los trabajadores, a dos años y seis meses de prisión y a dos penas de seis meses de prisión. Asimismo, deberá abonar una multa de 11,4 millones de euros.
La resolución, contra la que cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Palma, reconoce al condenado la circunstancia atenuante por analogía de arrepentimiento.
La jueza condena asimismo al que fuera asesor fiscal en GPS como cooperador necesario en los delitos fiscales. Ambos acusados, de forma solidaria, deben indemnizar a la Agencia Tributaria con la cantidad de 10,2 millones de euros, de los que la administración concursal asume, con el carácter de crédito privilegiado, la cantidad de nueve millones.
Los condenados deberán también pagar 1,1 millones de euros a la Agencia tributaria autonómica, de los que esta administración reconoce la cantidad de 959.000 euros como privilegiada y se declara la responsabilidad personal subsidiaria de GPS.