Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil cree que la pobreza es un "caldo de cultivo" para el terrorismo islamista

Argelinos detenidos en Vitoria por vinculación con el terrorismo islámico. Foto: EFEtelecinco.es
Así se afirma en una Orden de Servicios sobre prevención de atentados terroristas firmada el pasado 5 de abril por el director adjunto operativo de la Guardia Civil, Cándido Cardiel, difundida ahora por la asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC).
El documento alerta del peligro de los terroristas suicidas que incrementan el número de posibles objetivos y disminuyen "la efectividad de la disuasión por la presencia policial".
La misión internacional empeora las cosas
La nota interna advierte además de que la participación de España en misiones internacionales como la de Afganistán, pone al país en el punto de mira de estos grupos terroristas. En el plan de prevención de atentados terroristas la Guardia Civil pone especial énfasis en la protección de los aeropuertos y de sus áreas colindantes.
El instituto armado considera fundamental vigilar las zonas desde las que se pueden observar los movimientos de los aviones para evitar que los terroristas puedan atacar las aeronaves en las fases críticas del despegue y el aterrizaje. También ordena ejercer un control exhaustivo de todo tipo de aeródromos, aeroclubes, helipuertos o campos eventuales en los que puedan operar pequeñas aeronaves para detectar a tiempo su posible utilización con fines terroristas.
Un nuevo temporizador de ETA
Sobre el terrorismo de ETA, otro documento interno del Servicio de Información del instituto armado informa de que ETA utiliza desde hace dos años en sus artefactos explosivos un nuevo temporizador que concede mayor seguridad a los terroristas.
El nuevo dispositivo, llamado AKT (Temporizador de cuenta atrás, por sus siglas en euskera), puede ser programado para que la bomba estalle en un periodo comprendido entre un minuto y una hora, lo que permite un amplio margen de protección para los etarras.    LA