Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil registra el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento y el Olímpic de Xàtiva

La Guardia Civil está registrando esta mañana el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia y el Club Deportivo Olímpic de Xàtiva, del que Alfonso Rus fue presidente hasta junio de este año, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la operación.
Estos registros se enmarcan en la macrooperación contra la corrupción desplegada este martes en Valencia dentro del conocido como caso Imelsa que el juzgado lleva investigando desde hace casi un año en colaboración con el exgerente de esta sociedad Marcos Benavent. La operación lleva acarreada varias detenciones, entre ellas, la del expresidente del PP de Valencia y expresidente de la Diputación Alfonso Rus.
Los registros en el Ayuntamiento podrían deberse a la posible implicación en el caso de la que fuera concejala de Cultura en el Ayuntamiento de Valencia con el anterior gobierno municipal 'popular' María José Alcón, investigada por el supuesto cobro de comisiones entre los años 2005 y 2006 vinculadas con la Mostra de Valencia.
Así mismo, los registros en el Olímpic de Xàtiva se deben a que Rus presidía el equipo desde el año 2006 y se investiga si durante su mandato en la Diputación la entidad trabajó con empresas de la presunta trama dirigida desde Imelsa. Según ha podido saber Europa Press, cuando los agentes se han personado en el club no había nadie, lo que ha obligado a algún responsable a desplazarse y a abrirles las puertas para que efectuaran el registro.
Además, hasta el club se ha desplazado un teniente de alcalde de Xàtiva como representante del ayuntamiento porque esta entidad es titular del campo de fútbol, han confirmado a Europa Press.
El caso se remonta al año 2014, cuando Fiscalía Anticorrupción abrió una investigación a raíz de una denuncia de EUPV en la que se aludía a una presunta trama de corrupción en la empresa Imelsa. En concreto, se acusaba a Benavent de crear una empresa pantalla, Berceo Mantenimientos, que facturaba a otras cinco mercantiles que a su vez cobraban a Imelsa por trabajos que presumiblemente no se realizaban. De ahí se habrían desviado diferentes comisiones, perjudicando a las arcas públicas.