Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'caso Gürtel', arma arrojadiza en la sesión de control de los Presupuestos

La primera en referirse a la trama corrupta ha sido la vicepresidenta segunda del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Tras dos semanas de ausencia por motivos de salud, la número dos del Ejecutivo ha reprochado al PP que esté ocupado en "llenar ruedos y velódromos" para "tratar de tapar sus culpas y poner velos de ocultación a la Justicia y a la Policía".
La vicepresidenta ha respondido así a preguntas de la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha arremetido contra los presupuestos al afirmar que "no son nada originales" y sólo confirman que en 2010 "habrá más crisis".
Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha defendido las condecoraciones concedidas a varios policías que investigan el caso Gürtel.
En contestación a una pregunta del diputado del PP, Ignacio Cosidó, quien le ha recriminado por el reconocimiento a los agentes, Rubalcaba ha instado a los populares a "tomar medidas en su partido" y a que "dejen de meterse con la Policía" para tapar sus propios casos de corrupción.
Por su parte, la oposición ha sacado a colación sus denuncias de persecución por parte de la Fiscalía y la Policía Judicial en casos como la trama Gürtel. "Llama la atención la discrepancia entre Fiscalía e Interior cuando tan coordinadamente andan de la mano en otros asuntos a la hora de perseguir a la oposición", según ha comentado el diputado valenciano del PP Ignacio Gil Lázaro.
En su turno de respuesta, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha apuntado que "siempre es posible enturbiar la claridad del agua agitándola un rato, pero no por eso deja de ser agua".
A la trama del caso Gürtel también ha aludido el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves. Durante su intervención en el pleno a cuenta de la deuda histórica, Chaves ha criticado la intención del PP de acudir a los tribunales "para tratar de evitar que la deuda la pague el Gobierno socialista" y ha recurrido a la ironía al asegurar que del modo en el que nunca se liquidará, será "en trajes", en clara alusión al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, y a su implicación en el caso Gürtel. EPF