Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan un zulo de ETA con 180 kilos de explosivos y armas en el sur de Francia

La policía ha encontrado armas y explosivos. Foto: Atlastelecinco.es
Los trabajadores se dedican al mantenimiento de la canalización del agua y en el momento del hallazgo fijaban con grava un camino rural de la citada localidad, ubicada en el departamento de Lot-et-Garonne. Inmediatamente pusieron el hallazgo en conocimiento de la policía francesa y ha sido la Subdirección Antiterrorista (SDAT) la que se ha hecho cargo de la investigación del descubrimiento. 
Los 80 litros de nitrometano, una sustancia líquida utilizada por ETA para fabricar un potente explosivo llamado amonitol, se repartían en 12 garrafas de 5 litros cada una y otra de 20. Probablemente, esa sustancia pertenece a los 2.000 litros sustraidos por cuatro encapuchados el 10 de octubre de 2007 en una planta química de Lorette (Francia). Desde entonces, ETA ha reservado el nitrometano para sus grandes atentados con coche-bomba.
En el 'zulo' los agentes han encontrado cloratita, 3 garrafas de 20 litros, con la inscripción 'Kazkabarra', la que habitualmente utilizan los terroristas para referirse a este tipo de explosivo. Para la confección de bombas, los terroristas también habían escondido en ese primer bidón un centenar de temporizadores de todo tipo (industriales, modificados, caseros...) y 2 kilos de nitrato.
Armas
En un segundo bidón se encontraron las armas: 5 revólveres Smith & Wesson, 7 pistolas de esa misma marca, el citado subfusil, tipo UZI, y todos ellos con sus respectivos cargadores.
Además, en este bidón había 250 cartuchos de 9 mm., 400 cartuchos de calibre 38 y dos bolsas, una con 2 kilos de azufre y otra con 4,5 kilos de pentrita. También había dos rollos, uno con 25 metros de cordón detonante industrial y otro de 145 del mismo material pero fabricado artesanalmente.
Finalmente, en un tercer bidón, los agentes encontraron dos bolsas con un contenido total de 24 kilos de polvo de aluminio.
El último hallazgo de explosivo de ETA en el país vecino tuvo lugar el 5 de abril, cuando la Gendarmería localizó un garage en el centro de Grenoble de Francia con cerca de 450 kilos de explosivos, entre nitrato de amonio y polvo de aluminio.
Precisamente, las armas localizadas este fin de semana en Pinderes coinciden en marca y calibre con las encontradas el 23 de octubre de 2006 en Vauvert, cuando el alto el fuego seguía en vigor. En aquella ocasión, los malhechores robaron 300 revólveres, 50 pistolas y munición, parte de ellas de marca Smith & Wesson y de calibre 9 milímetros, balas habituales en sus acciones.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró este hallazgo "un golpe importante a la banda", que, además, dijo, no ha tenido "un buen fin de semana". Con estas palabras, Rubalcaba se refería desde Canarias al descubrimiento del plan de la banda para ayudar a escapar de la cárcel de Huelva a varios etarras.