Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hernando (PP) exige "pulcritud" a Sánchez para demostrar que Susana Díez no le apoyó para "tapar" la corrupción andaluza

Por "experiencia propia", no cree que sea el momento de reclamar el escaño a Chaves y Griñán
El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha exigido al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que mantenga una "exigencia de pulcritud" con los socialistas andaluces a raíz de casos como los ERE y los cursos de formación, entre otras cosas para demostrar que no es cierto que la presidenta de la Junta, Susana Díez, le apoyó en las primarias sólo para "tapar" la corrupción.
En declaraciones a Europa Press, Hernando ha querido dejar claro que "el problema de Andalucía no es sólo el escándalo de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE)", sino que "se utilizó la institución de la comunidad autónoma para hacer y crear con dinero público una red clientelar". A los ERE añade los fraudes de la formación y "una especie de administración paralela" para mantener al margen de control lo que hacían empresas públicas con dinero público.
"Hay que acabar con esta forma de funcionar, que ha creado en Andalucía con el paso del tiempo un régimen que se basa fundamentalmente en esto: en utilizar con carácter instrumental el dinero público, no al servicio de los intereses de los ciudadanos, sino al servicio de una formación política o de una institución política", sostiene.
¿EMPIEZA HIPOTECADO EL NUEVO PSOE?
Tras el relevo al frente del PSOE, el dirigente del PP dice que le gustaría pensar que "Pedro Sánchez no está hipotecado por los apoyos recibidos para ser elegido y que sus palabras al final coinciden con sus hechos". "Hasta ahora sólo he visto palabras --añade--, lo que esperamos es ver hechos".
En ese sentido, espera que Pedro Sánchez venga de las vacaciones "firmemente comprometido a acabar con la corrupción" y "tenga exigencia de pulcritud también hacia formaciones territoriales de su partido, aunque éstas le hayan apoyado de forma decisiva en la consecución de su candidatura".
"Porque si no, podríamos pensar que lo que se buscó por parte de Susana Díaz apoyando claramente a Pedro Sánchez es sencillamente que Sánchez tapara la corrupción --avisa--. Y eso sería terrible porque haría que, finalmente, esa alternativa que ofrece ahora el PSOE también naciera de alguna forma con una fuerte lacra en base a sus lazos con el pasado".
Esa exigencia de "pulcritud" no implica, reclamar ya la renuncia al escaño a los diputados y senadores aforados a los que la juez Mercedes Alaya ha llevado al Tribunal Supremo, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. "Hemos visto, en base a nuestra experiencia, que en muchas ocasiones la imputación ha provocado luego posteriores desimputaciones, así que no parece que sea ésta una razón razonable para proceder a la toma de ese tipo de decisiones", ha admitido.
IU TAMBIÉN TIENE RESPONSABILIDAD
Hernando extiende la responsabilidad de los casos de corrupción de Andalucía a Izquierda Unida, que en su opinión "ha intentado tapar el problema de los EREs en la comisión de investigación abierta en el Parlamento, y que ahora también permanece callada ante las situaciones de escándalo de los cursos de formación impidiendo que Susana Díaz ofrezca explicaciones en el Parlamento.
El dirigente del PP ha emplazado a la oposición a llegar a un acuerdo en el Parlamento para sobre regeneración democrático y lanzar "un claro mensaje" al conjunto de los ciudadanos, que "muchas veces se ven frustrados por estos procesos de corrupción".
"Los que nos dedicamos a la política somos gente mayoritariamente honesta --subraya--. Es cierto que ha habido garbanzos negros, pero hay que acabar con ellos y, sobre todo, que los que se incorporan a la política sepan que éste no es un sistema para servirse a sí mismos sino para servir al conjunto de los ciudadanos, a los demás".