Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hernando (PP) avisa a Sánchez de que no podrá gobernar: "Los independentistas no pueden estar todo el día en el bar"

El portavoz parlamentario 'popular', Rafael Hernando, ha avisado este viernes al líder socialista, Pedro Sánchez, de que no podrá gobernar aunque consiga ser investido con alguna "maniobra" de los independentistas para ausentarse del pleno: "Ese Gobierno en inviable e imposible porque los independentistas no pueden estar todo el día en el bar".
Por eso, le ha dicho a Sánchez que "no le salen ni las cuentas ni los cuentos", porque no puede pretender gobernar con 89 escaños, y le ha pedido que deje de "hacer teatro" y se dé cuenta de que lo que necesita España es estabilidad, porque la incertidumbre ya está generando desconfianza y perjudicando los intereses de España. Hernando ha pedido al PSOE que asuma esta situación cuanto antes.
Eso sí, se ha mostrado convencido de que la reunión que hoy mantendrán Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, será "muy cordial", teniendo en cuenta que ya se han repartido los ministerios, o ya los ha repartido Pablo Iglesias.
Con todo, ha insistido en que al final sólo habrá dos opciones, "o el señor Sánchez se entiende con Podemos" y cuenta con algún apoyo de los independentistas o se vuelve al "punto de partida del ofrecimiento que hizo el PP de un Gobierno de gran coalición".
Y ha aprovechado para acusar a los socialistas de mentir por atribuir a la 'popular' Celia Villalobos la propuesta de sentar a Podemos en el 'gallinero' del Congreso, cuando fue responsabilidad del socialista "Antonio Hernando con el acuerdo de Ciudadanos". "Yo lo ratifiqué, a mí lo que me preocupa es dónde están sentados mis ciudadanos", ha dicho.
Hernando ha reprochado a los socialistas que se nieguen a "reconocer la realidad", y que pretendan que el PP se abstenga para facilitar a Sánchez un Gobierno con Ciudadanos, cuando el PSOE perdió las elecciones y su papel no es presidir un Gobierno, lo que sería "un fraude democrático".