Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hilda Molina confirma que dieron de alta a su madre, aunque sigue "delicada"

Molina, quien ayer visitó en la Casa de Gobierno a Fernández, comentó que, además de agradecerle sus gestiones con Cuba, le explicó "cuál fue el proceso" de su "desvinculación del Gobierno cubano", que -a su juicio- "siempre ha intentado tergiversar las razones". EFEtelecinco.es
La médica cubana Hilda Molina dijo hoy que su madre fue dada de alta del hospital argentino en el que había sido internada en los últimos días y aseguró que la mujer "todavía no puede creer" que le hayan permitido salir de Cuba legalmente.
"Gracias a Dios mi madre volvió a casa, aunque está muy delicadita", afirmó la neuróloga, quien después de 15 años de reclamos logró que el Gobierno cubano le permitiese viajar a Argentina para reencontrarse con su hijo y su madre, además de conocer a sus nietos.
En declaraciones a la radio La Red, de Buenos Aires, Molina señaló que su madre, Hilda Morejón, de 90 años, "todavía no cree" que el Gobierno de Raúl Castro le haya permitido viajar de forma legal a Argentina.
"A cada rato le pregunta a mi familia cuánto pagaron para que me dejaran venir", destacó la médica disidente.
Dijo que su viaje a Buenos Aires fue la consecuencia de que "se unieran varias gestiones", entre las que destacó las de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y las de su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, además de las de la Iglesia católica y el pueblo argentino.
Molina, quien ayer visitó en la Casa de Gobierno a Fernández, comentó que, además de agradecerle sus gestiones con Cuba, le explicó "cuál fue el proceso" de su "desvinculación del Gobierno cubano", que -a su juicio- "siempre ha intentado tergiversar las razones".
"Además le pedí como estadista, madre y mujer que ayudara a la familia cubana. Hay más de tres millones de cubanos dispersos por el mundo y no es justo que haya que pedir permiso para reencontrarse. Los Gobiernos no deben regular las relaciones familiares", subrayó.
Molina, quien llegó el último domingo a Buenos Aires, opinó que "hasta el momento no ha habido cambios importantes" en su país durante el Gobierno de Raúl Castro, sucesor de su hermano Fidel.
La neuróloga retomó este martes su blog personal con un breve mensaje dirigido al pueblo argentino, en el que expresó su agradecimiento por las manifestaciones de apoyo recibidas.
"Agradezco todo el apoyo que he recibido del pueblo argentino en mi llegada al país e informo que este blog seguirá funcionando normalmente tan pronto como alcance un grado de calma que me permita escribir", precisó en su primer mensaje desde Buenos Aires.