Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hillary Clinton nombrará en los próximos días un enviado especial para Sudán

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo hoy que en los próximos días nombrará un enviado para Sudán, y responsabilizó al presidente de ese país, Omar Al Bachir, por cada muerte que se registre tras la expulsión de varias ONG.
Jartum decretó a principios de mes la expulsión de trece organizaciones humanitarias extranjeras de su territorio, entre ellas estadounidenses, poco después de la orden de detención emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) contra su presidente.
"Ésta es una situación horrenda, que causará una miseria incalculable y sufrimiento a la gente de Darfur, especialmente en los campos de refugiados", afirmó Clinton en declaraciones a la prensa tras reunirse con los líderes del ejecutivo autónomo en el Ulster, Peter Robinson y Martin McGuinness.
La jefa de la diplomacia estadounidense avanzó seguidamente, aunque sin dar más detalles al respecto, que "en los próximos días será nombrado un enviado especial para Sudán".
Clinton destacó que "la verdadera pregunta" que se debe hacer la comunidad internacional sobre la decisión de Sudán de expulsar a las ONG es "¿qué presión se puede ejercer sobre el presidente Bachir y el Gobierno de Jartum para que entiendan que serán responsables por cada muerte que ocurra en esos campos?" de refugiados.
La secretaria de Estado insistió en que Sudán, con la expulsión de las ONG, cuyos trabajadores y voluntarios llegaron a ese país procedentes de todo el mundo para ayudar a los refugiados, "pone en riesgo a esas 1,4 millones de vidas".
En ese contexto, también recordó a aquellos países que apoyan la decisión del presidente Bachir de expulsar a los trabajadores humanitarios su responsabilidad compartida.
"Tienen una responsabilidad de persuadir al Gobierno de Sudán para que cambie su decisión, permita el regreso de los trabajadores humanitarios o que reponga con dinero y personal a aquellos que han expulsado de manera que no se pierdan más vidas inocentes", dijo.
Clinton hizo este llamamiento sin mencionar a China, uno de los países que más defiende la política de Sudán a nivel internacional, una postura que fue muy criticada por el anterior Gobierno de EE.UU. y su ex secretaria de Estado, Condoleezza Rice.
La titular del Departamento de Estado subrayó la "infamia" y la gran responsabilidad que ha caído sobre Sudán de cara a la comunidad internacional al "dar la espalda a los refugiados que ellos mismos crearon".