Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hillary Clinton reposa en su casa tras fracturarse el codo derecho en una caída

Las actividades que Clinton tenía previstas para hoy han sido canceladas pero el Departamento de Estado ha indicado que la secretaria de Estado regresará a sus funciones "pronto". EFE/Archivotelecinco.es
La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, reposaba hoy en su casa después que fracturarse el codo derecho al caerse en el Departamento de Estado, aunque siguió trabajando desde su despacho privado.
"Está en casa reposando (...) y trabajando. Ha hablado por teléfono y estoy seguro que está aprendiendo cómo mandar mensajes con un brazo en cabestrillo", señaló el portavoz adjunto del Departamento de Estado Philip J. Crowley en su rueda de prensa diaria, que estuvo casi exclusivamente marcada por las preguntas sobre la caída que sufrió Clinton ayer por la tarde.
El accidente se produjo a las 17.00 hora local (21.00 GMT) después de la reunión que mantuvo con el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, cuando se dirigía, junto con el representante especial para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, al garaje del Departamento de Estado para trasladarse a la Casa Blanca.
Clinton volvió a subir a su despacho, donde fue examinada por el personal médico, que decidió llevarla al Hospital Universitario George Washington, situado a pocos minutos del Departamento de Estado y donde la practicaron una radiografía.
La jefa de la diplomacia estadounidense tendrá que someterse a una intervención quirúrgica, cuya fecha aún no está fijada pero que se prevé que sea a principios de la próxima semana, según Cowley.
Unas cinco horas después de la caída, la secretaria de Estado volvió a su casa. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue uno de los primeros en llamarla, según Crowley.
Su marido, el ex presidente Bill Clinton, que pasa tiempo en su residencia de Nueva York, y su hija, Chelsea, se trasladaron además inmediatamente a Washington para estar con ella.
El Departamento de Estado informó de la caída de Clinton llegada la medianoche, mediante un comunicado de su jefa de gabinete, Cheryl Mills, lo provocó críticas por parte de los periodistas.
Clinton, que tuvo que cancelar las actividades previstas para hoy, entre las que había un encuentro con la actriz Angelina Jolie con motivo del Día Mundial del Refugiado, no ha cambiado aún, sin embargo, la agenda para las próximas semanas, que incluye viajes al extranjero.
La secretaria de Estado tenía previsto viajar la próxima semana a Trieste, en Italia, para una reunión de ministros de Exteriores del G-8 y una conferencia sobre Afganistán y Pakistán.
La jefa de la diplomacia estadounidense también pensaba, en esa misma gira, asistir a una conferencia de Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que se celebrará en Grecia, el 27 y 28 de este mes.
"Vamos a fijar una fecha para la operación y después podremos asesorar mejor cómo afectará a su agenda" la operación, dijo Cowley.