Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Huguet (ERC) ve irreversible la secesión pese al caso Pujol y lamenta la "bilis" del Estado

Presume de que La Caixa y el Banco Sabadell no rechazan la independencia y anima a las empresas a adaptarse para evitar boicot
El exconseller de ERC Josep Huguet, que preside la Fundación Josep Irla, vinculada a ERC, ha asegurado que la independencia de Cataluña es irreversible, y aunque ha admitido que a corto plazo la confesión de Jordi Pujol puede perjudicar al proceso, al final no implicará costes, y ha pronosticado que la "bilis" que está manifestando el Gobierno central en este caso se les girará en contra.
En rueda de prensa este martes en la XLVI Universitat Catalana d'Estiu (UCE), ha proclamado que España "no tiene proyecto ni alternativa" y ha asegurado que los únicos que están movilizados en contra de la secesión son las élites, mientras que en Catalunya, el movimiento soberanista se caracteriza por ser popular, de abajo hacia arriba.
Con el viraje que ha dado el expresidente de la Generalitat entre 1980 y 2003, Jordi Pujol, al haber abrazado el independentismo, Huguet ha dicho que el exmandatario dejó de formar parte de la "casta" que lideró la Transición tras la muerte de Franco y sentó las bases del sistema político actual, formada por socialistas, conservadores --UCD y luego el PP- y CiU.
Los catalanes son un "pueblo movilizado contra una casta que se opone" a la secesión, y aunque a corto plazo el caso Pujol puede implicar cierta desilusión, Huguet ha dicho que si hay unidad política y cívica en torno a la consulta y a la hoja de ruta que se ha consensuado, la independencia llegará.
Huguet ha apreciado que el PP está utilizando el caso Pujol para atacar al soberanismo, y ha destacado que no es nadie para dar lecciones de transparencia, cuando tiene a "medio Parlamento valenciano imputado".
EFECTOS ECONÓMICOS
Al preguntársele sobre cómo se posicionan las élites catalanas ante la secesión, ha dicho: "No he visto ni a Josep Oliu (Presidente del Banco de Sabadell) ni a Isidre Fainé (presidente del grupo La Caixa) decir abiertamente que están en contra del proceso".
Huguet ha asegurado que la independencia no perjudicaría la economía catalana: "Las multinacionales productivas no abandonarán Cataluña. ¿El sector del petróleo abandonaría Irak? En Cataluña, el petróleo es su gente", ha agregado.
Sí que ha admitido que las tesis rupturistas no gustan a las grandes empresas españolas, porque "perderán una parte del mercado", pero ha pronosticado que estas compañías y los principales bancos deberán adaptarse.
"Quizás, al final, deberán cambiar sus siglas para no tener un boicot. Se adaptarán", ha asegurado Huguet, sobre el futuro de los bancos de ámbito estatal en Cataluña.
REPROCHES A EUROPA
Por otra parte, Huguet ha hecho una lectura crítica del papel que tuvieron las democracias occidentales europeas al final de la II Guerra Mundial, y ha lamentado que por el "miedo al comunismo" avalasen la continuidad del franquismo.
"Europa debería tener mala conciencia por perdonar la vida al régimen por miedo al comunismo durante la Guerra Fría", ha dicho Huguet, que ha hecho una lectura crítica del papel que tuvo el Estado durante el Holocausto.
Con las últimas investigaciones históricas, "el tópico de que Franco había salvado a judíos está saltando por los aires. El franquismo fue cómplice directo del genocidio del Holocausto", ha dicho el exconseller.
Huguet ha destacado que los gobernadores civiles entregaron a autoridades alemanas listados con una relación de habitantes que eran judíos o judaizantes, y que los ciudadanos que llegaron a España huyendo del nazismo cruzando los Pirineos en las denominadas 'rutas de evasión' lo hicieron de forma clandestina y sin el apoyo de las autoridades.