Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IA, EA y Alternatiba reclaman el derecho a decidir y un diálogo político incluyente en el Día de Euskadi

No celebran el aniversario del Estatuto porque "responde a los intereses del PSOE y el PP de insuflar aire a un marco caduco"
La Izquierda Abertzale, Eusko Alkartasuna y Alternatiba, firmantes del acuerdo de Gernika han reclamado en el día de Euskadi, el derecho a decidir, así como un "diálogo político incluyente entre las diferentes sensibilidades que conviven en Euskal Herria" porque ésta es, a su juicio, "la única vía con visos de éxito para la resolución de dicho conflicto".
El dirigente de Alternatiba, Oskar Matute, ha realizado estas declaraciones en una comparecencia en la que ha comparecido junto Rufi Etxeberria, Maribi Ugarteburu, Pelloo Urizar, Oskar Matute, Ikerne Badiola y Amaia Agirresarobe, con motivo del día del Euskadi, que se celebra coincidiendo con el aniversario de la aprobación del Estatuto.
La izquierda abertzale, EA y Alternatiba consideran que "no hay nada que celebrar" porque, según han dicho, "convertir el aniversario del Estatuto de Autonomía en festividad, responde a los intereses del PSOE y del PP de insuflar aire y energía a un marco autonómico caduco y obsoleto".
Matute y Ugarteburu han leído un comunicado en castellano y euskara, a través del que estas formaciones han denunciado que el PSOE y el PP "se valen de la mayoría trucada y trampeada" que tienen en el Parlamento de "para intentar resucitar un marco que la mayoría social del país exige superar, porque no responde ni a los anhelos ni a los problemas reales de la ciudadanía".
En ese sentido, han denunciado que el marco autonómico vigente "divide a los vascos", al tiempo que han reivindicado "un marco democrático sustentado en el reconocimiento nacional de Euskal Herria y su derecho a decidir".
"Un marco democrático que posibilite que todos los proyectos políticos sean realizables, en el que la voluntad democrática de la ciudadanía de Euskal Herria pueda ser expresada sin cortapisas", han añadido.
"SEMILLA HISTÓRICA DEL CONFLICTO"
La izquierda abertzale, EA y Alternatiba han señalado que la "resolución del conflicto político es indispensable para alcanzar un marco de democracia plena", al tiempo que ha indicado que "la negación de la realidad nacional de Euskal Herria y su derecho a decidir conforman la semilla histórica del conflicto político".
Según han dicho, ahora, tras la celebración de la Conferencia Internacional de San Sebastián y la histórica decisión de ETA de finalizar su actividad armada, "se ha abierto una oportunidad inmejorable para solucionar definitivamente el conflicto político que padece este país".
En su opinión, "el diálogo entre las diferentes culturas políticas que conviven en Euskal Herria, como instrumento para llegar a nuevos acuerdos políticos de carácter democrático es la única vía con visos de éxito para la resolución de dicho conflicto".
De esta manera, han reivindicado "un diálogo político incluyente", para "buscar nuevos acuerdos que desaten los nudos principales de dicho conflicto", es decir, "el reconocimiento de Euskal Herria como nación y del derecho a decidir sus relaciones con los Estados español y francés".
Estos acuerdos serán, según las citadas formaciones, "la base de un nuevo marco jurídico-político, que ha de contar con el respaldo mayoritario de la sociedad vasca libremente expresado".
"Ese nuevo marco jurídico-político, que nacerá de los acuerdos entre las diferentes culturas políticas existentes en Euskal Herria, deberá ser refrendado por el conjunto de la ciudadanía y será el marco más democrático que haya conocido este país", han destacado.
Las citadas formaciones han advertido de que "reafirmarse en un marco jurídico-político que no es base de una convivencia democrática", es "pretender que este Pueblo ande hacia atrás".
De esa manera, ha denunciado que el PP y el PSE "pueden seguir andando hacia atrás, engañándose a sí mismos y viviendo en su propia realidad virtual, pero no engañan a nadie más, ni siquiera a una gran parte de sus bases sociales", porque "en este país todos sabemos que necesitamos bases nuevas para la convivencia democrática, bases a negociar y acordar entre todas y todos".
Por todo ello, según han dicho, la Izquierda Abertzale, Eusko Alkartasuna y Alternatiba "no van a celebrar" nada este 25 de octubre, al tiempo que ha invitado al resto de fuerzas políticas a que "se sumen al diálogo político que ha de traer la resolución democrática del conflicto político".
Por último, han hecho un llamamiento al conjunto de la sociedad a que "sea parte activa y sujeto protagonista del proceso hacía la consecución de un marco verdaderamente democrático, sustentado en el reconocimiento nacional de Euskal Herria y el respeto a la palabra y decisión de su ciudadanía".