Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ICV-EUiA acusa a Mas de aprovechar la "crisis interna" del PSC para tapar los recortes

El líder de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera, ha acusado este lunes al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de aprovechar la "crisis interna" del PSC para tapar los recortes de los presupuestos para 2014, que se aprobarán esta semana en el Parlament.
"Seremos la única fuerza que votaremos 100% por el 'derecho a decidir' y por los derechos sociales, que es lo que le toca a una fuerza democrática y de izquierdas ante unos recortes que afectan a la cohesión social y a la democracia", ha sostenido en rueda de prensa con el coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet.
"Este es el papel de la izquierda, y a menudo hemos estado demasiado solos", ha lamentado Herrera, que no ha querido opinar sobre el debate interno en el PSC y lo que debe hacer la dirección con los tres diputados díscolos que rompieron la disciplina de voto en el Parlament.
También ha explicado que la coalición ecosocialista hará campaña para explicar las consecuencias de "los presupuestos de la miseria, que consolidan recortes de más de 3.000 millones de euros" y que provocarán un aumento de las desigualdades sociales en Catalunya, augura.
Considera falso que sean las cuentas más sociales que se han podido hacer, dado que el decreto sobre pobreza energética que llegará esta semana al Parlament hará ampliar la deuda de la gente porque su partida presupuestaria "es cero; el anuncio de cobrar el impuesto a los bancos para pisos vacíos, en el mejor de los casos, se aplicará dos años y medio tarde; y el impuesto de Sucesiones no aportará los ingresos previstos".
Por eso, Herrera ha acusado a Mas de tener la misma "indiferencia" ante las propuestas para una fiscalidad más justa que la que demuestra el presidente del Gobierno central sobre la consulta.