Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ICV quiere sumar a desencantados del PSC y ERC para ser la "alternativa" de izquierdas a CiU

Avisa a ERC de que la 'Syriza catalana' es incompatible con "ir del brazo" de CiU
El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha explicado que en la asamblea que celebrarán en noviembre pondrán las bases para pasar de ser oposición a la "alternativa" de izquierdas en el Parlament, por lo que buscarán ampliar sus bases incorporando a desencantados del PSC y ERC, y a ciudadanos que no tienen referente político y ansían políticas de izquierdas.
En una entrevista de Europa Press, ha concretado que, también en coalición con EUiA, pretenden ser una izquierda más determinante y romper así su techo electoral, lo que les obliga a ser una "izquierda de acogida" y superar sus fronteras tradicionales.
Sólo así, según Herrera, se podría configurar una alternativa a las políticas del Govern de Artur Mas porque, si no, las izquierdas corren el riesgo de jugar un papel de "subsidiariedad" respecto a CiU.
Sin juzgar el rol actual del PSC, ha asegurado que ICV es quien ejerce de referente de la oposición en la Cámara catalana con sus 10 diputados, y ha confiado en que aumentarán su fuerza como partido y con la contribución de la sociedad civil.
Ha avanzado así que algún representante de ERC se ha incorporado a ICV recientemente y prevé que también lo hagan sectores del PSC: "Yo creo que nos vendrá gente de izquierdas de todos los colores y gente de izquierda que no tiene colores. Porque la mayoría de gente de izquierdas que hay en el país no está en partidos, sino fuera".
Sin embargo, ha advertido de que la construcción de esta alternativa de izquierdas es incompatible con ir del brazo de CiU, por lo que ha cuestionado la propuesta de ERC para configurar la 'Syriza catalana' que propuso en declaraciones a Europa Press el republicano Alfred Bosch, que puso como condición el independentismo.
"Es incompatible entenderse con CiU y postularse como socio y luego querer aparecer como alternativa de izquierdas. Y ERC está haciendo una opción para entenderse con CiU", ha sostenido.
Aunque ve deseable la iniciativa, ha lamentado la actitud de ERC porque, a su juicio, los republicanos saben que "no se puede" pactar con CiU y construir una alianza de izquierdas.
También ha rechazado la demanda de los republicanos de una 'Syriza catalana' independentista porque, según Herrera, en el contexto actual no pueden imponerse "elementos de exclusión" y hay que buscar fórmulas que aglutinen al máximo de personas.
DERECHO A DECIDIR
Estas fórmulas pasan, a su juicio, por el 'derecho a decidir', y ésta es la apuesta que ratificarán en la asamblea de en noviembre en Viladecans (Barcelona).
Según Herrera, ICV ya expresó su determinación por superar lo que significaba el 'status quo' de la sentencia, lo que significa dar un paso adelante en pro del 'derecho a decidir', aunque ha remarcado que no equivale únicamente a una opción independentista.
"Hay muchos pasos a hacer entre los independentistas, federalistas y confederalistas, y este punto de encuentro es el 'derecho a decidir", ha destacado.
Por ello, ha explicado que ratificarán este concepto en el congreso de noviembre para incluirlo en las bases del partido, donde afrontarán otros retos como el de construir una organización "más horizontal, democrática y participativa" y buscar fórmulas para conectarse con Europa.