Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU exige a Morenés que explique en el Congreso las medidas que va a tomar el Gobierno frente al nuevo ERE en Morón

Cree que si el Gobierno no defiende a los trabajadores el ministro estará haciendo "dejación de su responsabilidad" y debería ser cesado
La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) han registrado este miércoles una solicitud de comparecencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para que explique "qué medidas piensa tomar" respecto al nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que va a promover la empresa norteamericana que gestiona el mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) y que afecta a 55 trabajadores.
La petición de comparecencia del ministro en sesión extraordinaria de la Comisión de Defensa será debatida en la próxima Diputación Permanente, el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones, que se ha convocado para finales de agosto.
El portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha adelantado que pedirá el cese de Morenés "en el caso de que se siga inhibiendo ante lo que es su responsabilidad, que es la defensa de los derechos de trabajadores españoles frente al Gobierno de Estados Unidos".
CONTRATA A LA BAJA
Centella asegura que "es el Departamento de Defensa de Estados Unidos quien determina el pliego de condiciones de los contratos que se licitan" y asegura que a la actual empresa gestora del mantenimiento de la base, Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), "le fue concedido el contrato después de haber sido catalogada su propuesta como 'technical default', a causa de la precaria estructura laboral que proponía y con la que pretendía destruir 286 empleos".
"La propuesta --explica Centella-- salió adelante debido a que era la única empresa que continuaba en el concurso, en lo que puede catalogarse como una baja temeraria de la que se han derivado todos los problemas laborales".
El diputado de IU indica que las relaciones laborales de la plantilla española de la empresa se rigen por el Estatuto de los Trabajadores", pero denuncia que "tras esa apariencia de convencionalidad se esconde una situación de enorme complejidad jurídico-laboral, debido al contexto en que estas relaciones tienen lugar, es decir, una instalación militar de utilización conjunta cuyas relaciones laborales no están debidamente recogidas en el Convenio de Cooperación, lo que deja las manos libres a Estados Unidos".
Así pues, en su opinión, "es una realidad que ha sido en el Gobierno de Estados Unidos desde donde se ha indicado a VBR que debía proceder al despido de ese número de empleados". "Es el Departamento de Defensa de Estados Unidos el que da las instrucciones para despedir, haciéndose cargo, asimismo, de las indemnizaciones derivadas de los despidos", explica.
DEFENDER LA SOBERANÍA ESPAÑOLA
Por este motivo, Centella considera "imprescindible que sea el Gobierno español quien intervenga" ante Washington "en defensa de los derechos" de los trabajadores de la base de Morón, lo cual es, a su juicio, "lo mismo que la defensa de la soberanía" española.
En este punto, el portavoz parlamentario ha advertido de que si el Ejecutivo de Mariano Rajoy no toma ninguna medida, significará que el ministro Morenés está haciendo "dejación de su responsabilidad" y que, por tanto, "debería ser destituido". "Porque entendemos que no estamos sólo ante un conflicto laboral, sino ante la defensa de la soberanía nacional y de la aplicación de la legalidad del Estado español en la base militar de Morón", afirma.