Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU volverá a pedir ceses en Renfe tras conocerse que los maquinistas avisaron del riesgo de la curva

En una reciente respuesta parlamentaria, el Gobierno negaba haber recibido denuncia alguna, verbal o escrita, sobre peligrosidad
El diputado de IU por Asturias y portavoz de Justicia de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Gaspar Llamazares, ha anunciado que su grupos volverá a reclamar ceses o dimisiones en Renfe y Adif tras conocerse que el jefe de maquinistas alertó de la curva de Angrois meses antes de que se produjera el accidente del tren Alvia de julio de 2013, en el que murieron 79 personas.
En una serie de mensajes publicados en la red social Twitter y recogidos por Europa Press, Llamazares subraya que ahora se ha sabido que "el jefe de maquinistas avisó 19 meses antes del accidente, del riesgo de la curva de Angrois, proponiendo limitar la velocidad".
Se trata de un documento aportado en la causa que demuestra que un jefe de maquinistas de Ourense envió en diciembre de 2011 a su superior, el jefe de Producción y Medios de la Gerencia de Mercado Norte de Renfe, un informe en el que alertaba de "anomalías" en la nueva línea de alta velocidad Santiago-Ourense.
BRUSCO DESCENSO DE VELOCIDAD
Entre ellas, advertía del "brusco" descenso de la velocidad, "sin aviso previo", en la curva de Angrois, donde fallecieron 79 pasajeros. Por ello, el jefe de maquinistas pedía medidas de seguridad en este tramo, como limitaciones permanentes de velocidad a 80 kilómetros por hora.
Llamazares recuerda que en su momento preguntaron por escrito y en la comparecencia de los presidentes de ADIF y RENFE, que desmintieron cualquier advertencia sobre la curva, y que la propia ministra de Fomento, Ana Pastor, "negó ante el Parlamento la existencia de aviso previo".
En una de esas respuestas, el Gobierno insistía en que el trazado de la curva de A Grandeira, el punto a las afueras de Santiago de Compostela donde se salió el Alvia procedente de Madrid, se planteó desde el primer borrador del proyecto de construcción de la línea, y que nunca se propusieron alternativas a dicho trazado, que tampoco recibió ningún tipo de alegación durante el trámite de información pública.
Además, el Ejecutivo aseguraba que la señalización en todo ese tramo "se ajusta a lo establecido en el Reglamento General de Circulación" y que la velocidad de este tramo (donde se pasa de 200 km/h a 80 km/h en menos de un kilómetro) está recogida en el Cuadro de Velocidades Máximas y en el Libro Horario siguiendo el Reglamento General de Circulación.
En su contestación, recogida por Europa Press, el Gobierno abundaba en que "no constan denuncias formales" por verbal o por escrito sobre ninguna percepción de peligrosidad en la reducción de la velocidad en la zona del siniestro.
O DESTITUCIONES O DIMISIÓN
"O destituciones en RENFE y ADIF o dimisión", proclama el diputado de IU, anunciando que Izquierda Plural volverá a "pedir investigación y responsabilidades políticas por el grave accidente de Angrois".
A su juicio, este episodio explica por qué el Gobierno se negó el pasado año a abrir una comisión de investigación parlamentaria, como pidieron Izquierda Plural y el BNG. "Por eso cerró filas cuando pedimos responsabilidades en ADIF".