Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU presenta 50 medidas sobre economía, empleo y lucha contra el fraude fiscal

Cayo Laratelecinco.es

El coordinador federal de IU, Cayo Lara ha presentado esta mañana 50 medidas concretas de gobierno sobre economía y empleo que aplicarían en caso de llegar al poder y que han ideado para que la gente pueda "palpar que realmente hay una esperanza viable para cambiar el modelo de desarrollo que el bipartidismo ha impuesto".

El diputado considera que la crítica contra los que han pretendido "dejar este país como un desierto de derechos civiles, sociales y laborales ya está hecha" por lo que "es el tiempo de las alternativas forjadas con el trabajo concreto de mucha gente".
Entre las medidas propuestas, cuyo eje fundamental "pivota" en los conceptos de "pan, techo y trabajo", destacan la lucha contra el fraude mediante una reforma fiscal "justa y progresiva", la supresión de las reformas laborales de PSOE y PP, la negociación de la deuda exterior o la modificación del sistema público de pensiones.
El líder de IU ha criticado que Montoro "ha perdido la credibilidad porque no es riguroso ni serio" al decir que la oposición "sólo critica y no presenta alternativas". "Hemos presentado decenas de iniciativas en el Parlamento sobre el nuevo modelo productivo para nuestra economía, junto con otras iniciativas y todas nos las han rechazado", ha explicado.
Además, ha recordado que en los tres Presupuestos Generales anteriores, sus propuestas han sido "sistemáticamente rechazadas" y ha confesado que tienen "la esperanza perdida" en que se tomen en cuenta las 500 enmiendas parciales que han presentado para los de este año.
Montoro tiene "una política diferente que no tiene nada que ver con los intereses del país, de la mayoría social ni de nuestra fuerza política", ha considerado antes de afirmar que el Gobierno utilizó una de sus propuestas sobre "el blanqueo del trabajo en negro y la economía sumergida en el sector de ladrillo" para realizar un "pastiche" que no resolverá el problema "si no se ponen más recursos".
En el marco de las III Jornadas de la formación sobre un nuevo modelo productivo y de relaciones laborales, Lara ha opinado que "la esperanza hay que darla con alternativas y no sólo con ilusiones" y ha expresado que las medidas se han redactado teniendo "los pies en el suelo". "No hacemos cartas a los Reyes Magos, cuyo final llega al día siguiente de los procesos electorales y tienes que empezar a aplicar las propuestas", ha resaltado.
"Queremos vender cosas que se puedan tocar y realizar y por eso hacemos hincapié en incorporar ingresos, ya que sin dinero no es posible un nuevo modelo de desarrollo productivo", ha incidido antes de informar de que las cincuenta propuestas realizadas por economistas, sindicalistas y "gente que entiende", serán "el eje troncal de las medidas programáticas de IU para los próximos comicios".
AUDITORÍA SOBRE LA DEUDA
Uno de los objetivos principales de IU es "plantar cara a los intereses abusivos" a los que debe hacer frente España. "Nos han dicho que iban a bajar mucho los intereses bajando la prima de riesgo, pero los intereses son prácticamente los mismos que pagamos el año pasado", ha criticado Cayo Lara.
El diputado ha asegurado que solo con los 80.000 millones de euros de deuda producidos cada año "por los defraudadores de la Hacienda Pública podríamos llegar a los 300 millones de euros exigidos", antes de criticar que los intereses que paga España son "100 millones de euros cada día, lo que cuesta construir un hospital de 500 camas".
"Vamos a plantear una auditoria que permita investigar que parte de la deuda pueda tener en España consideración ilegítima", ha afirmado el responsable federal de política y empleo de IU, José Antonio García Rubio, quien propone una auditoría "en la que participen el Parlamento, los sindicatos", y que otorguen unos resultados con los que se pueda "ir a negociar".
El objetivo de IU es que el interés de la deuda, que ahora está en el 3,6% del PIB, "no represente un peso superior al 1,5%, libreando 20.000 millones de euros para políticas de empleo".
Proponen resolver la dependencia del exterior "por la vía de los mayores ingresos en la lucha contra el fraude", y con la reforma fiscal progresiva "se podría controlar esa parte del déficit", afirman concluyendo que "es una cuestión de voluntad política, y de negociación de esa parte que se podría considerar ilegítima".