Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ibarretxe dice que su Plan "contenía instrumentos claves" para responder a la crisis "de manera efectiva" desde Euskadi

Cree que el pacto PSE-PP "deja una herencia envenenada" a quienes gobiernen tras las próximas elecciones
El exlehendakari Juan José Ibarretxe se ha mostrado convencido de que su propuesta de Nuevo Estatuto Político "contenía instrumentos" que hoy serían "claves" para "poder responder" desde Euskadi "de manera efectiva, diferenciada y propia a la crisis". Además, ha dicho percibir "un cambio de ciclo político" y ha asegurado que el pacto PSE-PP dejará "una herencia envenenada" a quienes gobiernen tras las próximas elecciones.
En un artículo de opinión publicado en los diarios del Grupo Noticias, recogido por Europa Press, el expresidente del Ejecutivo vasco da un repaso a la situación de la economía europea y mundial en 2012, en un contexto que califica de 'horribilis'.
La crítica situación conlleva, a su juicio, una "pérdida de valores y señas de identidad" de los europeos. "España, como señala el premio Nobel de Economía Krugman, ha llegado a un punto en el que ya prácticamente no decide nada y su rescate, salvación y futuro depende ya de otros", ha dicho.
En ese contexto de recesión, con el país a punto de ser "rescatado", según manifiesta, "no es de extrañar que en naciones como la vasca y la catalana comiencen con seriedad y rigor a plantearse (...) el severo coste que están pagando por pertenecer al Estado Español, al tiempo que se valora en positivo la oportunidad de un proyecto propio en Europa".
Además, ha llamado la atención sobre el hecho de que "todas las señales de alarma se han encendido" porque "entre las condiciones del rescate español está el meter en cintura a las autonomías", que cree el "chivo expiatorio".
"Todo indica que van a acabar pagando justos por pecadores. No es alarmismo. Es la realidad: el "recortado" autogobierno vasco que hoy tenemos, especialmente el derivado del Concierto y el Convenio, está en serio peligro", ha advertido.
También se refiere al anuncio de adelanto electoral por parte del lehendakari, Patxi López, que ha hecho "justo todo lo contrario de lo que en julio que iba a hacer". En su opinión, se trata de un "triste final para un triste principio". "Y es que el actual Gobierno Vasco nació de espaldas a la mayoría social y política de este país y así mismo ha terminado", asegura.
El exlehendakari ha criticado que se atribuya a López, "nada más y nada menos que el éxito de un final de ETA, que le cogió a contrapié en un viaje a EE.UU. y después de haber renunciado a liderar el proceso de paz como, incluso públicamente, le solicitaba su compañero de filas Jesús Eguiguren".
En su opinión, por causas como ésta, "no es de extrañar, que todos los índices de confianza y respaldo social del Gobierno López hayan estado bajo mínimos desde su comienzo".
EUSKADI
Además, ha considerado que "aunque la percepción social en Euskadi es que se encuentra mejor que España", la situación "en ningún caso invita al optimismo". Mientras, según ha indicado, el Gobierno vasco prosigue "con la cantinela del en Euskadi no se aplica el recorte de Rajoy, intentando desprenderse ahora del 'lastre electoral' que supone para el PSE el pacto con el PP".
También censura que, "de manera un tanto farisaica" lamente "el escaso respeto del Gobierno español por un autogobierno vasco que los dos, PP y PSOE, se han encargado de laminar con leyes y tribunales desde Madrid".
Según Ibarretxe, su propuesta de Nuevo Estatuto Político "contenía instrumentos que hoy serían claves para poder responder de manera efectiva, diferenciada y propia a la crisis desde Euskadi". Sin embargo, ha reprochado que aunque Euskadi "dijo 'sí' por mayoría absoluta del Parlamento Vasco en diciembre 2004, fue España a través de las Cortes Generales en 2005 (PP más PSOE) quien dijo 'no'.
A juicio del exlehendakari, "sea como fuere", Euskadi se encuentra ante "un cambio de ciclo político", algo de lo que "no hay duda alguna". Además, ha recordado que aunque el pacto ente el PSE y el PP "deja una herencia envenenada para quienes tengan la responsabilidad de gobernar Euskadi tras las elecciones", se podrá gobernar "sin la amenaza de la violencia de ETA".
Además, ha añadido que se hará "con todas las formaciones políticas en liza y con un convencimiento social, político y económico, cada vez más fuerte en Euskadi y en el mundo de que defender la identidad, en nuestro caso la identidad vasca, no solo está detrás de una idea de nación, sino detrás, también de manera inseparable, de nuestro desarrollo económico y social".