Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iceta dice que votará el día que se llame a todos los ciudadanos tras un debate serio y una pregunta clara

Respeta a los que sí decidan participar este 9N, pero advierte del "simulacro de votación"
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha mostrado este sábado su respeto por los ciudadanos que decidan participar y votar el próximo 9 de noviembre, pero ha advertido de que acabará siendo un simulacro de votación: "Lo respeto mucho, pero iré a votar el día que se llame a los ciudadanos tras un debate serio para responder una pregunta clara", ha dicho.
En un encuentro con militantes y simpatizantes en La Seu d'Urgell (Lérida), Iceta también ha añadido que lo haría sobre todo si también se trata de una votación con efectos, cosa que ahora no sucede con el planteamiento que lidera el presidente de la Generalitat, Artur Mas.
Sobre la posibilidad de unas elecciones anticipadas con carácter plebiscitario, Iceta ha destacado que los ciudadanos se encontrarán ante otro engaño: "Sé lo que son unas elecciones municipales, las del Parlament, las generales.. todo eso lo sabemos; si plebiscitarias quiere decir elecciones para proclamar la independencia estaremos ante un nuevo engaño", ha lamentado.
Iceta ha insistido en que el PSC seguirá trabajando para el 10 de noviembre, ya que tiene claro que el día después del 9N todo seguirá igual, con gente pidiendo poder votar, con un voto que sea de verdad y con mucha gente reclamando que cambien las relaciones entre Cataluña y el resto de España.
El líder de los socialistas catalanes también ha dejado claro que si finalmente hay elecciones, el PSC presentará candidatura y "dirá la vedad".
"Diremos a la gente que por mucho que digan que son unas elecciones para la independencia, en definitiva serán unas elecciones para elegir un Parlament, para elegir entre la derecha y la izquierda, entre partidos con vocación de gobierno o partidos con mentalidad de oposición", ha añadido.
Iceta ha reiterado que el Gobierno español si quiera realmente que las cosas cambien, debe ofrecer negociar porque considera que ahora la pelota está en su tejado: "Lo que esperan muchos catalanes es una oferta de nuevo pacto y quien debe mover pieza es el gobierno de España y no lo hace", ha sentenciado.