Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imágenes inéditas de un registro en casa de los etarras detenidos

La Policía Nacional detuvo la madrugada a tres miembros no fichados de la banda terrorista ETA y ha localizado alrededor de 70 kilos de explosivos en una operación llevada a cabo en Guipúzcoa. No es habitual ver a los agentes antiterroristas trabajando, menos aún delante de los propios etarras pero la policía ha facilitado las imágenes de los registros en presencia de los presuntos etarras. El comando caído tenía 75 kilos de explosivo listos para actuar en el tercer golpe importante a ETA en apenas 8 meses.
Sentado, balanceándose en la silla, se puede ver a uno de los etarras detenidos que contempla el trabajo de los agentes. La policía lleva hasta allí un perro adiestrado para detectar explosivos. Apenas da unas vueltas por la casa y los descubre. Escondidos en unos recipientes de plástico 65 kilos de nitrato amónico y otros 10 de polvo de aluminio, perfectamente empaquetados e incluso etiquetados, uno de los agentes raja una de las bolsas para comprobar el contenido.
Precisamente la recepción de este material explosivo fue lo que desencadenó toda la operación. La policía llevaba año y medio siguiendo la pista al comando y temían que todo ese explosivo fuese destinado a montar un coche bomba. El hallazgo de ese material no parece alterar al presunto miembro de ETA aunque si a su compañera que mira con gesto preocupado.
La intervención, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltarsar Garzón, se desarrolló en las localidades de Astigarraga y Usurbil (Guipúzcoa). Los arrestados están vinculados supuestamente con varios atentados cometidos contra las empresas y las obras del proyecto del Tren de Alta Velocidad vasco. Según los investigadores los detenidos podrían formar un comando armado, con plena capacidad operativa y total disposición para ejecutar atentados terroristas en cualquier momento.