Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputados por los disturbios de Felanitx (Baleares) recuerdan que a Munar le llenaron el coche "con pan mojado"

"Las autoridades pasaban riendo y abrazándose. Había mucho ambiente", ha manifestado uno de los interrogados
Uno de los imputados que este viernes ha prestado declaración ante el juez por los disturbios que hace un año tuvieron lugar en las fiestas de Felanitx ha manifestado que es normal que, como parte de la tradición, cada año "se increpe" a las autoridades y se produzcan "empujones", aunque de entre todas las ocasiones en que esto ha sucedido ha recordado cómo una vez a la expresidenta del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar "le llenaron el coche con pan mojado y un pescado que huele mucho".
Así lo ha puesto de manifiesto Miquel R., quien en su comparecencia en el Juzgado de Instrucción número 1 de Manacor a raíz de los disturbios de los que presuntamente fue objeto, entre otros, la presidenta del Consell, Maria Salom, ha señalado que incluso a su antecesora en el cargo, Francina Armengol, le introdujeron "billetes fotocopiados en el interior del sujetador" y que al exjefe del Ejecutivo balear Gabriel Cañellas "se le persiguió por el pueblo".
El encausado, junto a quien han comparecido otros tres inculpados por estos hechos, defendidos por el letrado Josep de Luis, ha asegurado que, si bien el año pasado "puso haber un poco más de tensión acumulada por el año político vivido", en cuanto a los incidentes no hubo diferencia con años anteriores y que, en su caso, "en ningún momento agredí ni intenté a agredir a ninguna autoridad" como tampoco impidió su paso para que fueran agredidas.
En esta misma línea, ha aseverado ante el juez Francisco José Pérez que no vio que ninguna autoridad cayese al suelo y que, en cualquier caso, "los momentos de tensión que se vivieron se relacionan con el uso del spray que emplearon los agentes de policía". Es más, ha recordado que uno de los efectivos policiales cogió "a un chico por el pescuezo y le rociaba la cara directamente con 'spray'", agente que, según ha apuntado, es conocido en el pueblo con el nombre de 'mollet'.
Por su parte, otro de los imputados ha manifestado que "todo ocurrió muy rápido" tras el tradicional baile de los 'cavallets' y el pase de gigantes. "Yo iba de una parte a otra", ha apuntado Joan Mateu F., quien ha asegurado que no lanzó ningún líquido, tal y como relata la denuncia de los hechos, ni intentó agredir a ninguna de las autoridades.
En cuanto al supuesto intento por parte de uno de los presentes de sacarle el arma a uno de los agentes, ha aseverado no saber nada de que alguien intentara sustraerla. "Las autoridades pasaban riendo y abrazándose. Había mucho ambiente", ha incidido.
"DESDE HACE UNOS AÑOS SE LES HACEN BROMAS A LAS AUTORIDADES"
En esta misma línea ha declarado Glòria O., quien ha justificado también que la fiesta consiste en lanzar líquido a las autoridades, "increparlas e insultarlas". "Desde hace unos años se les hacen bromas, como introducirles tomates de 'ramillet' en los bolsillos, poner billetes en el escote y cosas así", ha justificado, manifestando en cualquier caso que en ningún momento propinó patada o empujón alguno, ya que "intenté no tocar a nadie".
"La única diferencia con respecto a ediciones anteriores fue que había más gente, pero ello es normal ya que la fiesta cayó en domingo", ha declarado, finalmente, la cuarta encausada que ha sido inquirida por la jornada, Glòria C. Según ha recordado, interpuso una demanda ante la Guardia Civil después de que a su hija le salpicara el 'spray' que usó la policía.
Tras la comparecencia de los cuatro jóvenes, el lunes están citadas a declarar como testigos la presidenta del Consell, Maria Salom, y la consellera de Medio Ambiente, Catalina Soler, mientras que el día 30 será interrogado el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, un día después de que comparezcan la directora general de Función Pública, Núria Riera, y el director del Fondo de Garantía Agraria y Pesquera de Baleares (Fogaiba), Joan Simonet.