Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Infanta, sobre si sus empleados domésticos cobraban en efectivo: "Rotundamente no"

La Infanta Cristina ha respondido con un "rotundamente no" al ser preguntada, en el juicio del caso Nóos, sobre si sus empleados domésticos cobraban en efectivo. No obstante, se ha desvinculado de la forma en que éstos fueron contratados puesto que su marido, Iñaki Urdangarin, y ella seleccionaban "a las personas más adecuadas y a partir de ahí yo me desvinculaba".
Así lo ha subrayado a preguntas de su abogado Pablo Molins sobre el modo en que se llevaban a cabo las contrataciones, que según las pesquisas correspondían a empleados ficticios dirigidas a simular la actividad de Aizoon y a justificar los ingresos que de forma irregular obtuvo esta sociedad 'pantalla'.
"Mi marido y yo seleccionábamos a la persona más adecuada y a partir de ahí me desvinculaba", ha declarado la exduquesa de Palma, aseverando que eran Urdangarin y sus asesores quienes decidían cómo se realizaba la contratación. "Desconozco el tipo de contrato y cómo se les dio de alta en la Seguridad Social", ha incidido.
La acusada, al igual que Urdangarin, ha rebatido así la declaración que efectuó en el juicio el excontable de Nóos Marco Antonio Tejeiro, quien señaló que tan sólo dos de los empleados de Aizoon eran reales mientras que el resto eran trabajadores "ficticios" que, pese a estar dados de alta en la Seguridad Social, no llevaban a cabo ningún tipo de actividad para la mercantil, todo ello con el objetivo además de aumentar los gastos deducibles así como la disminución de la base imponible en el Impuesto de Sociedades.