Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero también ve un nuevo tiempo

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, cree que, tras el comunicdado de ETA, es tiempo de flexibilizar las políticas penitenciarias con sus presos. Reconoce que no es necesario hacerlo a la carrera y que las medidas siempre estarán condicionadas a la actitud del condenado: "No se puede entender la aplicación de políticas flexibles si no hay por parte de los presos iniciativas, si no hay medidas. Yo espero con el tiempo también arrepentimiento".En cuanto a los tiempos necesarios para actuar, Urkulllu hace una excepción con los reos enfermos, y ha pedido a José Luis Rodríguez Zapatero que, "hasta que deje de ser el presidente del Gobierno en funciones, considere la situación de los presos enfermos".
Estas declaraciones las ha realizado después de la reunión que han mantenido ambos en el Palacio de la Moncloa.