Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intersindical Valenciana exige el indulto de Andrés Bódalo

Intersindical Valenciana ha exigido el indulto del concejal de Jaén en Común (JeC) en el Ayuntamiento de Jaén y miembro del SAT Andrés Bódalo, quien ha ingresado en prisión este miércoles para cumplir la condena de tres años y medio impuesta por la Audiencia provincial por agredir al teniente alcalde del Ayuntamiento de Jódar en 2012 durante una protesta de jornaleros que reclamaban peonadas para acceder al subsidio agrario.
El sindicato ha explicado en un comunicado que Andrés Bódalo está condenado por un supuesto delito de atentado contra la autoridad en septiembre de 2012, "en el marco de las movilizaciones que las jornaleras y jornaleros de Andalucía llevan años desarrollando, para combatir las injustas políticas de los gobiernos del Estado y de la Junta de Andalucía, que condenan a la miseria a miles de personas mientras las tierras que deberían posibilitar su sostenimiento son acaparadas por los ricos terratenientes de siempre".
Para Intersindical, "lo que realmente se esconde detrás de este injusto proceso judicial y su desproporcionada condena es el ánimo de los gobernantes de represaliar a las personas que luchan día a día por un mundo mejor para todas y para todos, a los movimientos sociales reivindicativos, los sindicatos alternativos y a todo lo que pueda suponer un problema para el desarrollo de sus políticas en beneficio de los ricos y poderosos".
El sindicato valenciano ha denunciado que la condena "se basó en el único testigo de la persona que insta la denuncia y de la Policía municipal a sueldo del Ayuntamiento del pueblo de Jódar". Sin embargo, ha subrayado, "testigos favorables a Andrés, como el de la Guardia Civil, fueron obviados".
Además, ha señalado que la sentencia condenatoria es adoptada por una sala de la Audiencia Provincial presidida por un juez, Pío Aguirre, que formó parte del Consejo General del Poder Judicial desde el año 2008 al 2013 "gracias al apoyo político del PP". También ha destacado la "indefensión" en la que considera que el Tribunal Supremo "ha dejado a Andrés, al negarse a admitir su recurso de casación en base a criterios formalistas".
Por todo ello, Intersindical Valenciana ha denunciado que se trata de un caso en el que "todo el rigor y el peso de la ley se ha utilizado para tratar de 'aplastar Andrés Bódalo y su lucha que es la nuestra". Finalmente ha expresado todo su apoyo a Andrés Bódalo y a todas los miembros del SAT en su petición de indulto y ha exigido su "inmediata libertad".