Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia despide con un funeral de Estado a dos militares muertos en Afganistán

Foto facilitada por la presidencia italiana que muestra el presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano (i), mientras rinde homenaje a los soldados italianos que murieron el pasado miércoles en Afganistán debido a la explosión de un artefacto, durante la llegada hoy de los restos a Roma. EFEtelecinco.es
Italia despidió hoy con un funeral de Estado a los dos militares italianos fallecidos el pasado miércoles cerca de Herat, en el oeste de Afganistán, por la explosión de un artefacto mientras realizaban tareas de desactivación de explosivos.
A la solemne ceremonia celebrada en la Basílica de Santa María de los Ángeles de Roma en honor al mariscal Mauro Gigli y al sargento mayor Pierdavide De Cillis acudieron, entre otros, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y el ministro de Defensa, Ignazio La Russa.
En el acto, retransmitido en directo por televisión, también estuvieron presentes varios familiares de las víctimas, entre ellos, Marco, el hijo de siete años de Gigli que, al ver entrar el féretro de su padre, echó a llorar.
Los cuerpos de los dos militares llegaron en la mañana de este viernes al aeropuerto romano de Ciampino, desde el que fueron trasladados al Políclinico del Celio de Roma, donde quedó instalada la capilla ardiente, a la que acudió el primer ministro, Silvio Berlusconi.
Gigli y De Cillis perdieron la vida en un suceso que las autoridades italianas definieron como un atentado terrorista y que se produjo después de que los militares acudieran a las proximidades de Herat para desactivar un explosivo rudimentario de cuya presencia había advertido la Policía afgana.
La autopsia realizada a los cadáveres ha determinado que la muerte se produjo a causa del impacto sufrido por la explosión, que se registró, según informaron fuentes militares de Italia, mientras peinaban la zona tras desactivar un primer artefacto.
En una comparecencia en la Cámara de los Diputados italiana este viernes, el ministro de Defensa explicó que se trabaja con la hipótesis de que "tras el primer explosivo, alguien hizo explotar un segundo artefacto, cuando había más militares en la zona".
Desde el inicio de la Operación Libertad Duradera en 2001, 29 de los cerca de 3.300 militares italianos presentes en Afganistán han perdido la vida en el país asiático.