Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Izquierda Abertzale denuncia el "preocupante silencio" del PNV ante el "chantaje político" de la dispersión

La Izquierda Abertzale ha acusado al Gobierno del PP de estar utilizando la política penitenciaria de dispersión "como un elemento más de chantaje político", con la "ayuda" del PSOE y el "preocupante silencio" del PNV.
En un comunicado, el representante de la Izquierda Abertzale Joseba Permach se ha referido al accidente sufrido este pasado martes por familiares del preso Mikel Egibar, cuando regresaban de visitarle en la cárcel de Zuera (Aragón). Según ha apuntado, la mujer y el hijo mayor, de 14 años, están graves en la Clínica de Zaragoza y la hija menor, de 12 años, se encuentra en el Hospital Miguel Servet.
Permach ha trasladado la "solidaridad" de la Izquierda Abertzale a la familia del recluso y ha remarcado que este accidente "no es fruto de la casualidad", al tiempo que ha insistido en que la política de dispersión "se ha llevado por delante la vida de varias personas y es muy posible que en el futuro se puedan producir más heridos o accidentes con consecuencias más graves".
A su juicio, el PP tiene "la responsabilidad directa de detener está lotería semanal a la que somete a los familiares de presos políticos vascos". "Se trata de una medida basada en la venganza que se ceba con los presos y sus familiares y que debe acabar ya, sin ningún tipo de condiciones", ha reiterado, para añadir que a todos los reclusos les asiste "el derecho legal de cumplir condena lo más cerca posible de su lugar de residencia".
El dirigente abertzale ha afirmado que la política de dispersión es "una medida de excepción que sistemáticamente se aplica al Colectivo de Presos Políticos Vascos para castigarles" y ha considerado que mantener la citada política "es muestra de una evidente debilidad política por parte de ambos estados".
Permach ha denunciado que el Estado español utiliza también como "medida de excepción" el hecho de "no ofrecer la asistencia sanitaria necesaria a los presas enfermas" y no excarcelar a los reclusos con enfermedades graves e incurables, como es el caso de Josu Uribetxeberria.
Finalmente, la Izquierda Abertzale ha hecho un llamamiento a la sociedad vasca para que "se movilice contra la criminal política de dispersión" porque, según ha asegurado, "es la única manera de poder hacer frente a este auténtico drama humano que cada vez produce más sufrimiento".