Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Izquierda Plural recurre ante la Mesa del Congreso el veto a su moción, que juzga "arbitrario" y "partidista"

Alega que "no hay razones" que justifiquen que el texto sea considerado "una moción de censura encubierta"
El grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado este miércoles el anunciado recurso de reconsideración ante la decisión de la Mesa del Congreso de vetar su moción de rechazo al comportamiento del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre el llamado 'caso Bárcenas', una decisión que juzga "arbitraria" y "partidista".
En el escrito, IU-ICV-CHA alega en primer lugar que su moción versaba "sobre actuaciones en defensa de una democracia avanzada y de un Parlamento al servicio de la ciudadanía" y que fue precisamente a estas cuestiones a las que aludió su portavoz parlamentario, José Lus Centella, en la interpelación que formuló el pasado 18 de septiembre al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.
En concreto, recuerda que Centella pidió impulsar la reforma del Reglamento del Congreso, denunció el "bloqueo" del debate en torno a las manifestaciones del Rajoy en sede parlamentaria sobre Bárcenas y la supuesta financiación ilegal del PP y reclamó la creación de una comisión de investigación en la que se analicen la financiación de todos los partidos en los últimos 20 años.
EL MINISTRO NO ELUDIÓ NADA
Propuestas todas éstas que se incluyen, según constata IU-ICV-CHA, en la moción vetada por los 'populares' y a las que, según destaca, hizo referencia el ministro de Justicia en su respuesta a esa interpelación.
Tras remarcar que el Reglamento "no regula ningún requisito de admisibilidad ni establece límites materiales en la presentación de mociones", IU-ICV-CHA critica que la Mesa de la Cámara considere que su texto supone una moción de censura encubierta "sin la más mínima motivación", estableciendo así de nuevo "un filtro previo" a las iniciativas parlamentarias a través de "un juicio de valor o de oportunidad política" que, en la práctica, es "un bloqueo sistemático".
"La Mesa emite un juicio de valor arbitrario y partidista al considerar que la moción presentada se trata de una moción de censura encubierta", insiste Izquierda Plural, quien apunta que en su moción existe, al contrario de lo que sostiene el órgano de gobierno de la Cámara, una "nítida" vinculación con el debate parlamentario que le antecede y de éste con la redacción de su propuesta.
"Ninguna de las cuestiones planteadas persigue como finalidad exigir responsabilidad política del Gobierno, objeto de una moción de censura, sino que tienen como objeto alcanzar acuerdos sobre la cuestiones debatidas en la interpelación --argumenta--. No hay razones que justifiquen la consideración de moción de censura encubierta".
VULNERACIÓN DE DERECHOS
Por todo ello, el grupo parlamentario que capitanea Cayo Lara sostiene que el bloqueo del debate y posterior votación de su moción se justifica únicamente por motivos de "oportunidad política", atribuyendo una intencionalidad a dicha iniciativa que no se atisba en ninguno de sus apartados".
"Es una decisión basada en una valoración subjetiva, arbitraria, carente de la más mínima motivación y sin precedentes en la Cámara que supone una vulneración del derecho fundamental de los parlamentarios a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos con los requisitos que señalan las leyes", señala.
De hecho, el grupo de Izquierda Plural ya ha anunciado que, si la Mesa no acepta el recurso de reconsideración, acudirán en amparo ante el Tribunal Constitucional.