Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Izquierda Plural advierte de que con la reforma electoral el PP sólo sigue "la estela" de lo que ya anunció el PSOE

El portavoz de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, ha advertido de que con la propuesta de reformar la ley electoral para impulsar la elección directa de los alcaldes "lo que está haciendo el PP no es ni más ni menos que seguir la estela del PSOE" y que los socialistas tienen "mucha responsabilidad porque son los que en su día iniciaron el debate".
En declaraciones a Cadena SER recogidas por Europa Press, Centella ha subrayado que el PSOE "tiene su culpa" y le ha instado a que defina su posición: "debe aclarar si pretende que se aplace para la siguiente legislatura o que se denuncie este tema". Asimismo, Centella cree que la formación debe concretar cuál es el modelo de reforma de la ley electoral que propone.
El también secretario general del Partido Comunista de España (PCE) ha rechazado la posibilidad de unirse al "frente común" que pretenden hacer los socialistas a esta reforma. De hecho, a su juicio, el PSOE "no es el indicado" para abrirlo. "A mí no me hace falta que el PSOE haga un frente", ha declarado.
CAMBIO REGRESIVO
Centella, ha asegurado que Izquierda Plural no se sentará a negociar la reforma porque padece de un "fuerte déficit de legitimidad" y no va "a negociar un cambio regresivo". "Lo que la ciudadanía demanda es precisamente lo contrario, una ley electoral más proporcional, no más regresiva", ha explicado.
Además, el portavoz ha atribuido el empeño del Gobierno por cambiar la ley a su "nerviosismo" por "una derrota evidente en las municipales que será la antesala de las generales" y ha recalcado que, si al final saliese adelante sin ningún apoyo, sería "un desprecio a las normas democráticas".