Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jáuregui critica la gestión que hace el Gobierno del fin de ETA y señala que el propio PP vasco le pide liderazgo

Afirma que el PNV no tiene una "alianza estructural" con Sortu, sino que la tiene con el PSE
El portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, Ramón Jáuregui, ha afirmado este lunes que el Gobierno no está gestionando adecuadamente el fin de ETA, señalando que el propio PP vasco le ha pedido que asuma un papel de liderazgo.
"El Gobierno español no está gestionando políticamente de manera adecuada este proceso. Y no diré más, porque en esta materia solemos ser, y lo hemos sido siempre, un partido leal y nunca hemos hecho partidismo del tema de la paz", ha declarado en una entrevista en RNE recogida por Europa Press.
En su opinión, "la interpretación de que ETA sigue o de que políticamente está venciendo" es una idea que se ha formado en "una burbuja mediático-política de la ciudad de Madrid, de la política del PP", y que es "un profundo error".
En este contexto, Jáuregui ha señalado que el propio PP de Euskadi le está pidiendo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "que se acerque". "El PP vasco está expresando un sentimiento colectivo en la comunidad vasca", ha dicho el diputado socialista al referirse a la petición de la dirigente 'popular' Arantza Quiroga de que Rajoy lidere junto al PNV y al PSE el final de ETA.
"Este asunto de la desaparición de ETA y la recuperación de la convivencia en el País Vasco, de la consolidación de la paz y del cierre de las heridas que se derivan de esta trágica historia hay que hacerlo entre todos. Primero, entendiéndose el Gobierno de España con el PSOE, como siempre hemos hecho nosotros, y también entendiéndose el Gobierno de España con el Gobierno vasco", ha afirmado.
A su juicio, es necesario que el Ejecutivo del PP "retoque y revise sus alianzas y su estrategia" en este asunto. "Es muy importante que reconozcamos que hemos ganado" y que "toda esa historia horrible" de las reivindicaciones de ETA "ha quedado en nada", porque la banda terrorista "ha cerrado unilateralmente e incondicionalmente su trágica página" y el resultado es "la victoria de la democracia", ha manifestado.
Respecto a la participación de los partidos abertzales en la política, Jáuregui ha indicado que la "base" de esa victoria de la democracia es que, cuando ETA aún no había abandonado la violencia, se les decía: "No maten y hagan política, dejen las pistolas y las bombas y utilicen la voz y la palabra, jueguen en la democracia". "Si ahora están haciendo eso, no podemos quejarnos" ni "negar que quien tenga una determinada idea política pueda jugarla en el espacio", ha añadido.
QUE ETA SE DISUELVA Y ENTREGUE LAS ARMAS
Aun así, ha incidido en que el objetivo sigue siendo que ETA "desaparezca" y que para lograrlo se requiere "inteligencia política y entendimiento". En este sentido, ha restado importancia al documento interno de la banda conocido este domingo en el que su Comité Ejecutivo se reafirma en el abandono de la lucha armada y aboga por "dar pasos prácticos en la vía independentista".
"No hay que hacerles mucho caso porque, afortunadamente, ETA está en trance a la desaparición" y, "hasta que no desaparezca definitivamente, lo que diga ahora tiene menos importancia", ha declarado, reiterando que lo que se ha conseguido es "una victoria limpia y rotunda de la democracia". "Lo que esperamos de ellos es que se disuelvan definitivamente" o que "entreguen sus armas", ha agregado.
LA ALIANZA DEL PNV Y EL PSE TIENE FUTURO
En cuanto a la participación del PNV en la manifestación del pasado 11 de enero en Bilbao a favor de los presos de ETA, el diputado del PSOE ha dicho que, si bien el PNV cometió un "error" al caminar junto a Sortu, estos dos partidos no tienen una "alianza estructural". Por eso ha pedido que "nadie les empuje a seguir entendiéndose", para no establecer "una alianza nacionalista que no hay y que sería muy mala".
A su entender, "la alianza política seria" que hay en el País Vasco es la que tienen el PNV y el PSE y que se basa en el acuerdo que alcanzaron para aprobar las cuentas públicas, una alianza, ha dicho, "con un enorme potencial de futuro". "El PNV está caminando junto a los socialistas vascos en la reconstrucción del tiempo que vive el país", ha asegurado.