Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jáuregui dice estar "preocupado" porque una mayoría entre PNV y EH Bildu pueda "contribuir a desestabilizar el país"

El diputado del PSOE Ramón Jáuregui ha mostrado su preocupación porque "una mayoría nacionalista entre el PNV y EH Bildu pueda contribuir de nuevo a desestabilizar el país, volviendo a poner en duda qué somos los vascos y hacia dónde vamos". Asimismo, ve "cierto oportunismo político" en la reforma de la Ley Electoral que permitiría votar a los 'exiliados' por ETA.
En una entrevista concedida a El País, recogida por Europa Press, Jáuregui subraya además que, con la concesión del tercer grado al preso de ETA Josu Uribetxebarria, "el Gobierno ha tomado una decisión justa simplemente cumpliendo la ley".
Tras considerar que "nos equivocamos al cargar sobre las autonomías la culpa de la crisis", el diputado socialista por Álava reconoce no obstante que "está claro que ajustes hay que hacer y que será mejor adoptarlos antes de que Europa nos los imponga", aunque "la cuestión está en llegar a grandes acuerdos que no se puede forzar mediante decretos leyes".
Respecto a Euskadi, afirma que "se consolida un espacio electoral en torno a cuatro fuerzas políticas, que en cierto sentido es un síntoma de normalidad", aunque reconoce que le "preocupa" una "mayoría nacionalista entre el PNV y EH Bildu pueda contribuir de nuevo a desestabilizar el país, volviendo a poner en duda qué somos los vascos y hacia dónde vamos".
Asimismo dice que "se percibe cierto oportunismo político" en la reforma de la Ley Electoral en Euskadi, "cuando todo apunta a que es un planteamiento más propio del Parlamento vasco que del ministro del Interior".
"Recuperar el derecho de voto en Euskadi de quienes se vieron obligados a marchar por la amenaza de ETA es justo, pero también algo excepcional. La conexión entre el empadronamiento y el censo electoral es incuestionable y no se debería alterar más que por causas extraordinarias y limitadas", considera.
Además, cree que, con el tercer grado concedido al preso enfermo de ETA Iosu Uribetxeberria, el Gobierno ha tomado "una decisión justa simplemente cumpliendo la ley, y nosotros apoyamos al Gobierno en materia de política antiterrorista en todos los casos y más todavía cuando coincidimos plenamente con él como en este caso".
No obstante, advierte de que la izquierda abertzale ha hecho un "montaje oportunista" con este caso. "Si quiere ayudar de verdad debería hacer dos cosas, reconocer el daño causado y exigir la disolución de ETA", añade.