Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hijo de Javier de la Rosa niega haber cobrado comisiones de la familia Pujol

Javier de la Rosa Misol, hijo del financiero Javier de la Rosa, ha negado este lunes haber cobrado comisiones abonadas por la familia Pujol y ha defendido que está al corriente de sus obligaciones fiscales.
La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que le cite a declarar, junto a su hermana Gabriela, por la presunta comisión de delitos fiscales. El Ministerio Público les relaciona con el cobro de más de seis millones de euros a través de una empresa radicada en Holanda, Marway. La empresa era empleada por el menor del clan Pujol, Oleguer, para introducir en el mercado, de espaldas al fisco, capitales procedentes de la venta de 1.152 oficinas del Banco Santander, que se cerró por un total de 2.177,38 millones de euros.
En un comunicado, Javier de la Rosa Misol ha admitido que en 2007 prestó servicios profesionales en esta operación de compraventa de oficinas del Santander, por los que cobró unos 2,6 millones de euros. Según su explicación, esos honorarios fueron pagados por el fondo de inversión Sun Capital, liderado por Marc Jonas, parte compradora de dicha operación, y gestionado en España por Drago Capital, liderado por Luís Iglesias y Oleguer Pujol.
Asimismo, según Javier de la Rosa Misol, desde Drago Capital le comentaron que en la misma operación hubo otros cinco asesores. La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado que se archiven las acciones contra Drago Capital y quien fuera su socio Luis Iglesias en lo referente al delito de blanqueo de capitales.
En cualquier caso, el hijo del financiero ha subrayado que está al corriente de sus obligaciones fiscales por esta operación y recalca que no ha percibido ninguna otra cantidad al respecto. "El abono de dicha cantidad no tienen relación alguna con ningún familiar mío, ni con ningún otro miembro de la familia Pujol, siendo una remuneración por mis servicios profesionales", señala en un comunicado remitido a Europa Press.
Los investigadores rastrean, en concreto, una transferencia de 6,2 millones de euros que Oleguer Pujol habría hecho a Marway. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 investiga a Oleguer Pujol Ferrusola y sus hermanos Jordi, Josep y Pere por actividades económicas que podrían ser constitutivas de los delitos de corrupción y falsedad documental.
Estas pesquisas, impulsadas por la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, tienen como origen el sumario en el que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 investiga el patrimonio y las actividades económicas de Oleguer Pujol.
COMPRA DE INMUEBLES
Entre las operaciones que investiga el juez Pedraz se encuentra la operación firmada en noviembre de 2007 por la que la empresa Samos Servicios y Gestiones adquirió 1.152 sucursales del Banco Santander por un total de 2.177,38 millones de euros. También existen sospechas por la compra de un hotel en Canarias por valor de ocho millones de euros que se habría abonado con fondos procedentes del paraíso fiscal de las Islas Vírgenes.
Los fiscales Anticorrupción Juan José Rosa y José Grinda consideran que las operaciones financieras investigadas podrían contener "elementos de defraudación tributaria" con "relevancia criminal", tras los registros en el piso y despacho de Oleguer Pujol del 23 de octubre de 2014, y después de que la Agencia Tributaria haya puesto de manifiesto en al menos tres informes, "de una manera más o menos extensa", que en la actuación de Pujol e Iglesias existen "elementos de defraudación tributaria que tienen relevancia criminal".