Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Manuel Soria apuesta por "persistir" en el proceso reformista para que la recuperación económica "sea definitiva"

La presidenta de Aragón dice que "debemos tener una política industrial, pero no del siglo XIX sino del siglo XXI"
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha apostado esta tarde por "persistir en el proceso reformista" para lograr que la recuperación económica "se convierta en definitiva", al tiempo que ha opinado que Europa "necesita reformas ambiciosas". Asimismo, ha estimado que en el proceso de reindustrialización en Europa "tendrá cada vez más importancia la industria 4.0" y la economía digital.
Soria ha asistido este miércoles al acto de clausura del I Foro Europeo de Industria y Emprendimiento, FEINE 2014, que ha estado presidido por Su Alteza Real, el Príncipe de Asturias, que ha entregado el Premio de Honor Aragón Empresa al vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani.
El titular de Industria ha observado que en el tercer y cuatro trimestre de 2013 "por primera vez la economía española experimentó crecimiento" y ha asegurado que este año "tendremos crecimiento económico y generación de empleo" y en este proceso la industria europea y española deben "desempeñar un papel importante".
Desde la Comisión Europea, "y con el impulso de Tajani, hemos impulsado programas y políticas para frenar la desindustrialización" y fortalecer la industria en Europa, dado que ha reducido su peso en el PIB de la Unión y ahora representa "un 15 por ciento".
Según Soria, "hay que disminuir los costes laborales, financieros, energéticos, fiscales y sociales, aumentando el gasto en I+D+i, mejorando la dotación de capital humano y aumentando el número de patentes de bienes manufacturados" y en la reindustrialización "el sector de las telecomunicaciones y de la sociedad de la información es una herramienta esencial para el desarrollo de la economía digital", así como en este camino "tendrá cada vez más importancia la industria 4.0".
La industria del futuro "se basará cada vez más en el conocimiento" y la Unión Europea "no puede renunciar a ser una potencia a nivel mundial", ha recalcado, para apuntar que "si quiere serlo deberá hacer algunas cosas básicas, no exigir costes extra a las empresas en los que no incurren ni Asia ni Estados Unidos" y dar pasos para conseguir "una verdadera unión económica, un mercado único digital y un mercado único de la energía para disminuir vulnerabilidades".
EUROPA "NECESITA REFORMAS AMBICIOSAS"
"Europa necesita reformas imprescindibles, necesarias y ambiciosas", a pesar de que los procesos reformistas "a veces implican medidas dolorosas, y bien que los sabemos en España". Aunque el nivel de desempleo, "es inaceptablemente elevado, no hay que obviar las señales favorables como la mejora en la evolución del empleo, del paro y de las afiliaciones a la seguridad social".
"También es evidente la disminución en el coste de la financiación internacional de nuestra economía, la mejora clara en el saldo exterior o el retorno de inversiones extranjeras y la buena evolución de los precios que favorecen la competitividad".
Por ello, "hay que persistir en el proceso reformista en materia fiscal, de transparencia y en la unidad de mercado, para que la recuperación se convierta en definitiva y donde la industria ocupe el lugar que merece y los emprendedores sean los protagonistas", ha defendido.
POLÍTICA INDUSTRIAL "DEL SIGLO XXI"
Por su parte, la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha instado a las administraciones a proporcionar un marco institucional, fiscal, monetario, crediticio, formativo y de infraestructuras que promueva la generación de empresas, la inversión y la creación de empleo.
"Debemos tener una política industrial, pero no del siglo XIX sino del siglo XXI" y ese salto "sólo será posible si somos capaces de evitar la tentación de dirigir su curso desde las instituciones, más allá de lo que es estrictamente necesario" dado que es un proceso "transnacional".
Por tanto, ha apostado por promover el aprovechamiento de sinergias, evitar solapamientos, fomentar los clusters, facilitar la gestión del conocimiento y la íntima colaboración con las universidades", otorgando "prestigio social" al emprendimiento y la iniciativa industrial.
En este sentido, ha recordado al premio Nobel de Fisiología y Medicina, Santiago Ramón y Cajal, que por su afición a la fotografía pudo convertirse en "el fundador de una industria fotográfica pionera a nivel mundial en España", para advertir del "error" que supone "dejar pasar ante nosotros las oportunidades de hacer industria a partir del conocimiento".
"Como pedía Cajal, tenemos que actuar sobre nuestro sistema educativo y sobre nuestro modelo institucional a escala europea, para poner a nuestras sociedades a la altura de los desafíos del siglo XXI, porque no lo estamos; así lo han reconocido las instituciones europeas y ese es el primer paso en la buena dirección".