Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Josu Puelles acusa al lehendakari de "promover el olvido del significado político de las víctimas de ETA"

Josu Puelles, hermano del inspector de Policía Eduardo Puelles, asesinado por ETA en Arrigorriaga el 19 de junio de 2009, ha acusado al lehendakari, Iñigo Urkullu, de "promover el olvido del significado político de las víctimas de ETA" y el "blanqueo de la historia de terror" de la banda terrorista.
Puelles ha hecho estas declaraciones durante su intervención en el homenaje que familiares, amigos y representantes políticos de PP y PSE-EE han rendido esta tarde en la localidad vizcaína de Arrigorriaga a Eduardo Puelles, en el octavo aniversario de su asesinato a manos de ETA, último atentado mortal que la banda cometió en la Comunidad Autónoma Vasca.
El inspector de la Policía Nacional, dedicado a la lucha antiterrorista, fue asesinado en Arrigorriaga el 19 de junio de 2009 al estallar una bomba lapa que ETA colocó en su coche. Fue la primera acción terrorista cometida por la banda tras acceder al Gobierno vasco el PSE-EE, con Patxi López como lehendakari.
"Señor lehendakari y señor Jonan Fernández: si hay algo peor que el silencio o la indiferencia que acompañó a la sociedad vasca durante la historia del terror de ETA, es la impostura de hacer que se hace algo por las víctimas del terror, promoviendo costosísimos planes de paz y convivencia en los que realmente se promueve el olvido del significado político de las víctimas de ETA y el blanqueo de la historia de terror de la banda, diluyéndolo en un sinfín de víctimas que van desde la Guerra Civil hasta nuestros días. Para eso, no cuenten con nosotros", ha señalado el también vicepresidente del Covite, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco.
En su alocución, Puelles ha hecho extensivo el homenaje a su hermano a las 21 víctimas mortales y 45 heridos del atentado de Hipercor de hace 30 años, a Fernando Altuna Urcelay, a cuyo padre Basilio mató ETA cuando Fernando tenía diez años, y a Ignacio Echeverría, que fue asesinado por terroristas islámicos en Londres el pasado 3 de junio. "Echeverría iba armado con mucha dignidad y valentía cívica, eso que tanto ha faltado en el País Vasco durante tantos años", ha destacado.
Asimismo, ha denunciado que "nos dicen que estamos ante un tiempo nuevo solo porque la banda terrorista ETA ya no mata, porque propagandísticamente anuncia la entrega de armas". "Pero nosotros afirmamos que sólo es un tiempo diferente, porque hoy en día se sigue permitiendo desde las instituciones públicas vascas, por medio de homenajes y recibimientos, la exaltación pública del terrorista y por tanto de su historia de terror y de su ideología, incluso cediendo ayuntamientos o colegios", ha reprochado.
Del mismo modo, ha lamentado que "se permiten o no condenan escraches públicos a cuarteles de la Guardia Civil, como el de este pasado sábado en Oñate, o se justifican atentados como peleas de bar, como los acaecido en Alsasua".
El homenaje se ha celebrado en el parking de Santa Isabel de Arrigorriaga, donde fue asesinado Eduardo Puelles y al mismo han acudido, además de familiares y amigos del inspector de Policía, una amplia delegación del PP vasco, encabezada por su secretaria general, Amaya Fernández, a la que acompañaban la presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González, y otros como Nerea Llanos, Luis Eguiluz o Javier Ruiz. Por parte del PSE-EE, al portavoz parlamentario, José Antonio Pastor, le acompañaban el portavoz en el Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, entre otros.
El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, también ha participado en el acto de recuerdo y en la ofrenda floral que familiares, amigos y dirigentes políticos han hecho a la última víctima mortal de ETA en Euskadi. Tras diez minutos de silencio detrás de una pancarta con el texto "Edu gogoan zaitugu. ETA kanpora" (Edu, te recordamos. Fuera ETA" y una salva de aplausos, ha finalizado el homenaje.