Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JpD ve "inaceptable" el expediente al juez de la Constitución catalana y recuerda que otros asesoran al Gobierno y FAES

Cree que se castiga la "libertad de expresión" de Vidal y denuncia que el CGPJ quiere un "control férreo y monolítico" sobre la judicatura
La asociación de Jueces para la Democracia (JpD) ha tildado de "inaceptable" que el Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pretenda castigar la "libertad de conciencia y expresión" del juez Santiago Vidal por participar en la redacción de una Constitución catalana y ha destacado que otros magistrados han asesorado a FAES o al Gobierno, entre ellos el presidente del Consejo Carlos Lesmes, y nunca han sido expedientados.
La asociación judicial analiza las causas esgrimidas por el Promotor para proponer la suspensión cautelar de Vidal, que ha reprobado su vulneración de guardar fidelidad a la Constitución y el incumplimiento del régimen de incompatibilidades.
Respecto a la primera falta, JpD ha acusado al Promotor de "ignorar clamorosamente que no existe tacha alguna" respecto a las actuaciones de Vidal como magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, donde ejerce con una "respetada trayectoria profesional que nunca ha sido cuestionada en la recta aplicación del ordenamiento jurídico".
A su juicio, el Promotor pretende "castigar" la libertad de expresión y de creación jurídica de un jurista cuando la realiza al margen de su labor jurisdiccional e intenta establecer un deber de obediencia "absoluta" a la Carta Magna, que puede ser reformada y siendo legítimas las reflexiones jurídicas en torno a este debate y el modelo territorial del país.
SANCIÓN A VIDAL COMO UN "ESCARMIENTO"
Por otro lado, dice en un comunicado, "para poder encajar otra falta disciplinaria, el Promotor convierte forzadamente una creación jurídica en una actividad de asesoramiento, que no resulta aplicable en modo alguno a este caso". En este caso, ve "sorprendente" ese esfuerzo y lo contrapone a la actuación de otros conocidos magistrados que han realizado "notorias actividades de asesoramiento para el Gobierno o para entidades como la FAES" y nunca han sido expedientados.
"Entre ellos el propio presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, el cual opina con toda libertad sobre la situación política derivada de la consulta catalana y siempre a favor del Gobierno", continúa, para advertir de que la propia actuación contra Vidal se configura como un "escarmiento" para cualquier voz discrepante.
Jueces para la Democracia precisa que "nunca ha apoyado posiciones independentistas", pero recalca que aquí lo que está en juego es la "uniformización que se pretende desde el Gobierno y el CGPJ para tener un control férreo, absoluto y monolítico" sobre el conjunto de la judicatura. "Desde Jueces para la Democracia no lo vamos a consentir. Ejerceremos todas las acciones y medidas necesarias para impedir el retorno a tiempos inquisitoriales que creíamos ya olvidados", concluye.