Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza dará dos años a los ayuntamientos para identificar construcciones en suelo no urbanizable

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado luz verde este martes al inicio de la tramitación del anteproyecto de Ley de modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) para incorporar medidas urgentes en relación a las edificaciones de uso residencial construidas sobre parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable, que fijará un plazo de dos años para que los ayuntamientos procedan a identificar e inventariar este tipo de construcciones.
Según ha explicado en rueda de prensa la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, esta modificación legal, que permitirá regularizar entre 20.000 y 25.000 viviendas en toda Andalucía, no supondrá una "amnistía" ni una "legalización", sino que únicamente permitirá a estas viviendas a "acogerse a esta nueva opción de regularización" de viviendas con fines "no especulativos".
En este sentido, Serrano ha querido dejar claro que no podrán acogerse a esta nueva regularización aquellas construcciones que no se encuentren inmersas en un "proceso administrativo o judicial" o ubicadas en terrenos de especial protección, zonas inundables, parque natural o equipamientos de zonas verdes.
Tras subrayar que el texto aprobado por el Consejo de Gobierno es fruto del acuerdo entre PSOE-A e IULV-CA, la titular de Medio Ambiente ha indicado que la modificación legal también fija la obligación de los municipios de dar respuesta "en un plazo de dos meses" a las consultas que formulen los ciudadanos sobre el régimen urbanístico de terrenos o las edificaciones en suelo no urbanizable.