Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta dice que seguirá implementando medidas específicas contra la pobreza infantil frente al "austericidio a ultranza"

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de andalucía, María Jesús Sánchez Rubio, ha asegurado este martes que el Gobierno andaluz seguirá desarrollando una estrategia basada en medidas "específicas" para luchar en favor de las personas "más vulnerables" de la sociedad frente a aquellas otras políticas que sólo se basan en el "austericidio a ultranza".
De este modo se ha referido la consejera, a preguntas de los medios de comunicación en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, al informe 'Pobreza infantil y Exclusión Social en Europa' presentado este martes en seis países y del que se desprende que España es el segundo país de la UE, sólo por detrás de Grecia, donde menos eficaces están siendo las políticas sociales para combatir la pobreza infantil, en la que están en riesgo de caer ya 2,8 millones de niños, el 33,8 por ciento de la población menor de edad.
Según Sánchez Rubio, son las "políticas de austericidio a ultranza" las que "siempre repercuten en las personas más débiles de la sociedad", por lo que se hace "imprescindible" que los países y las comunidades autónomas sean capaces de "dar pasos adelante y resolver los problemas" de sus ciudadanos.
En esa línea, y tras advertir de que "estos datos ponen de manifiesto una realidad que preocupa y ocupa a la Junta", ha defendido que el Gobierno andaluz está trabajando por "reforzar los servicios públicos" para que "lleguen a todos" y, de forma paralela, por seguir diseñando "estrategias específicas para niños, mayores y para las personas más vulnerables".
Principalmente, según ha argumentado, porque si la Junta "adopta medidas de refuerzo en materia de exclusión social pero no mantiene todos los servicios públicos que están normalizados para atender a estos niños", Andalucía no "progresará".
"En educación, por ejemplo, si nosotros hiciéramos desaparecer los comedores que son la garantía que tienen ahora muchos niños para alimentarse, posiblemente tendríamos una situación gravísima en pobreza infantil; por eso hay que mantener los servicios públicos y reforzar otros para las situaciones más graves por la que atraviesas las familias. Y en esa línea vamos a seguir trabajando", ha recalcado Sánchez Rubio.
Con todo, ha alertado de que en una situación como la actual lo que se necesitan son medidas "de carácter estatal y con dotación presupuestaria" porque, de lo contrario, las comunidades autónomas "lo tendremos muy difícil" para luchar contra la pobreza infantil y el resto de desigualdades sociales que están provocando las políticas basadas en la austeridad por encima de todo.
Es por eso también que ha lamentado las críticas "sin justificación" realizadas desde distintos sectores al informe recientemente presentado por Cáritas sobre pobreza en España porque, aún sin valorar "si la situación de mejora económica" es cierta o no, lo que hay que tener en cuenta es que "hasta que esas mejoras no tengan reflejo en la vida de estas personas no podremos hablar de que se está solucionando este problema".