Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Juntas Generales de Vizcaya piden, por unanimidad, el cierre de la central nuclear de Burgos

Las Juntas Generales de Vizcaya han pedido este miércoles, por unanimidad, al Gobierno central que "respete los pronunciamientos de la mayoría de la sociedad vasca" contrarios a la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña y han exigido su "cierre definitivo".
En el pleno celebrado este miércoles en las Juntas Generales de Guernica, se han debatido dos iniciativas no de norma, una conjunta de PNV y PSE-EE, y otra de Podemos Vizcaya, en las que se pedía el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña.
La de Podemos Bizkaia, que demandaba el "cierre definitivo, incondicional e inmediato" de la central nuclear de Garoña, así como la "inmediata puesta en marcha" de su desmantelamiento", ha sido rechazada, aunque ha contado con el apoyo de EH Bildu y la abstención del PP y del apoderado del grupo mixto, Arturo Aldecoa, y únicamente ha salido adelante la conjunta de PNV y PSE, que ha sido respaldada por los grupos proponentes y también por EH Bildu, Podemos y PP.
Por otro lado, las Juntas Generales de Vizcaya ha pedido también la "despolitización" del Consejo de Seguridad Nuclear, con el fin de que este organismo cumpla las funciones que le corresponden de una manera "objetiva y profesional".