Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justicia presenta una Guía de identificación dirigida a familiares de víctimas de catástrofes

Explica qué datos se les va a solicitar para realizar las identificaciones de forma más eficaz
La directora general de Relaciones con la Administración de Justicia, Caridad Hernádez, y el comisario general de Policía Científica, Miguel Ángel Santano, han presentado hoy la Guía para Identificación de Víctimas elaborada por la Comisión Técnica Nacional para Sucesos con Víctimas Múltiples, destinada a los familiares de personas fallecidas en catástrofes.
Hernández explicó que el objetivo de este manual, editado también en catalán, esukera, gallego, valenciá, alemán, inglés y francés, es el de informar a familiares y personas allegadas a las víctimas para que, cuando desgraciadamente se produzca una catástrofe con más de 15 muertos, los procesos de recuperación e identificación de los cadáveres pueda llevarse a cabo de la manera más ordenaza y eficaz posible.
La Guía, elaborada con "coste cero" por los expertos de la Comisión Nacional, según Hernández, tiene una razón de ser "moral", que es la consecución de una actuación coordinada y segura de los profesionales que atienden a los familiares, para entregarles cuanto antes el cuerpo. La otra razón es legal, puesto que también facilita la información necesaria para los procesos penales y civiles derivados de catástrofes como accidentes aéreos o ferroviarios o de atentados terroristas como fue el 11-M.
EFECTOS PERSONALES
Según ha explicado Santano, para que las identificaciones se lleven a cabo de la mejor forma posible los familiares deben saber que se les va a solicitar documentación, datos y efectos pesonales de ellos mismos y de las víctimas, lo que puede constituir un esfuerzo emocional importante, aunque necesario.
Además, en la Guía se explica que además de diferentes objetos (como cepillos u otros efectos personales para las pruebas de ADN) , en estos casos se llevan a cabo entrevistas con los familiares, amigos y allegados o profesionales médicos para averiguar qué datos son los más importantes en cada circunstancia o para determinar qué familiares son idóneos para la toma de muestras.