Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kirchner elogia el carácter "políticamente incorrecto" de Alfonsín en su despedida

Amigos y simpatizantes despiden los restos del ex presidente argentino Raúl Alfonsín, quien murió este martes, durante su velación en el Salón Azul del Congreso de la Nación, en Buenos Aires (Argentina). EFEtelecinco.es
El ex presidente argentino Néstor Kirchner acudió hoy al Parlamento a dar el último adiós a los restos del también ex mandatario Raúl Alfonsín, fallecido este martes y a quien definió como un hombre "políticamente incorrecto".
Kirchner, que asistió al velatorio junto a los ministros del Interior, Florencio Randazzo, y de Producción, Débora Giorgi, y al secretario general de la Presidencia, Carlos Zanini, saludó a los familiares de quien gobernara Argentina entre 1983 y 1989.
Con gesto adusto, el ex jefe de Estado se quedó un par de minutos en silencio con la mirada clavada en el féretro de Alfonsín, con quien mantuvo una buena relación durante su Presidencia (2003-2007).
"Al verlo, me vino a la mente el rostro de mi padre. He ido a muy pocos velorios porque me quedó muy marcada la muerte de mi padre hace muchos años", dijo Néstor Kirchner.
Su esposa y sucesora, Cristina Fernández, no pudo asistir al velatorio porque participa en Londres en la cumbre del G-20, pero ordenó decretar tres días de duelo nacional y organizar unos funerales con todos los honores para un jefe de Estado.
"Cristina y Alfonsín eran muy amigos", afirmó Kirchner, quien recordó al ex gobernante como "un hombre políticamente incorrecto", y un "gran debatidor que defendía con muchas fuerzas sus ideas".
"A veces cuando uno dice las cosa que piensa, lo tratan de políticamente incorrecto y algunos pretenden que se haga política con más hipocresía. Alfonsín decía lo que sentía y a mí, en ese aspecto, me pasa lo mismo, me siento identificado con él", señaló Kirchner, que situó al ex mandatario como un "ejemplo para los militantes políticos".
Kirchner, que también abrazó en el sepelio a algunos de los militantes de la opositora Unión Cívica Radical, de la que formaba parte Alfonsín, recordó los frecuentes llamados telefónicos matutinos entre ambos durante su mandato (2003-2007), en los que hablaban "de todos los temas de la Argentina".
"Durante mi Presidencia, siempre hablábamos. A él lo atacaron los mismos sectores conservadores que después nos atacaron a nosotros. A veces fueron demasiado impiadosos con un militante de la democracia", consideró.
"Alfonsín era un gran dirigente con el que a veces hemos estado de acuerdo y a veces, no. Es imposible estar de acuerdo en todo, eso es un acto de hipocresía. Pero lo importante es la concepción de construir un país serio desde la visión que él abrazó con tanta lealtad durante toda su vida", añadió Kirchner.