Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lissavetzky le recomienda a Botella que se blinde ante la nueva Reforma Local con la Ley de Capitalidad

Pide también diálogo con la oposición y deja caer la opción de promover un pleno monográfico, de la mano de IU y UPyD
El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, le ha recomendado a la alcaldesa de la capital, Ana Botella, con "cierto tono navideño" que se blinde ante la nueva Reforma Local con la Ley de Capitalidad, además de pedirle que se reúna con la oposición para abordar esta cuestión ya que, en caso contrario, podría promover un pleno monográfico sobre esta cuestión.
"Le digo a Ana Botella que se acoja a la Ley de Capitalidad", ha señalado este miércoles en rueda de prensa al considerar que tiene "prioridad" sobre la Reforma Local aprobada. En este punto, el socialista ha echado mano del artículo 31 de la norma de Capitalidad, que recoge que el Ayuntamiento de Madrid puede promover actividades y servicios públicos que afecten al interés general y que no estén expresamente atribuidos a otras administraciones.
Lissavetzky se ha declarado "muy en contra" de la norma, que no es más que una "reforma de laboratorio", sólo explicable sobre el papel, propia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que "es un ataque sin precedentes a los ayuntamientos, hace daño a todos y tiene en contra a todos", incluida la "jaula de grillos" en la que se ha convertido el PP, en su opinión.
En este punto, Lissavetzky ha recordado las iniciativas que el PSOE a nivel federal llevará a cabo para arrinconar a la nueva ley, que utiliza el ahorro "como coartada" para la "privatización o desaparición de determinados servicios". La idea principal es contestar a la nueva norma acudiendo al Tribunal Constitucional, mediante la firma de cincuenta diputados y otros tantos senadores por su "ataque a la autonomía local".
Además, los gobiernos autónomos de Andalucía, Asturias, Cataluña y Canarias ya han anunciado que presentarán un recurso de inconstitucionalidad e incluso, como ha añadido Lissavetzky, no descarta que presidentes del PP de autonomías como Galicia y Castilla León "utilicen la vía judicial". Otro recurso de inconstitucionalidad vendría de la mano de los consistorios ya que podría ser presentado por la séptima parte de los ayuntamientos del país, que supongan la sexta parte de la población.
El edil socialista ha advertido además que, de producirse un cambio en la mayoría parlamentaria en las próximas elecciones, derogarían la ley porque no es más que "una injerencia propia de otra época". Asimismo, cree que la reforma "va en contra de la Carta de Autonomía Local", por lo que no descartan acudir a Europa.
SERVICIOS QUE PODRÍAN DESAPARECER
Jaime Lissavetzky ha añadido que la aplicación de la nueva Reforma Local "podría hacer desaparecer los Servicios Sociales, los temas de salud o de educación" en Madrid, así como los de empleo. "Si no hay dinero en la Comunidad de Madrid para hacer inversiones pues puede que no haya más escuelas infantiles", ha advertido.
Es por eso que le ha sugerido a Botella que "propicie un debate con todos los grupos políticos para valorar la situación". "Le pido a Ana Botella que no se enfade pero que aclare qué va a hacer. Yo le propongo la Ley de Capitalidad, que blinda esas competencias para Madrid y también nos gustaría que hubiera un debate pronto porque lo razonable es que cuente con la oposición", ha añadido.
En este punto, Lissavetzky ha deslizado la posibilidad de proponer un Pleno monográfico de la mano de todos los grupos de la oposición aunque ha reconocido que todavía no ha hablado con el resto de formaciones.
También ha pedido que se reúna la comisión interadministrativa de Capitalidad, que figura en el artículo 5 de la norma y que hasta el momento nunca se ha reunido, "para no estar al albur de lo que diga Montoro, de lo que opine Ignacio González o de lo que le moleste a Ana Botella".