Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lissavetzky exige el cese de Donesteve ante una discriminación que es "contraria a la ley"

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha exigido este viernes el concejal de Hortaleza, Ángel Donesteve, tras la destitución de una alta funcionaria por ser madre, un hecho que ha sido tildado de discriminatorio y "contrario a la ley".
El edil ha recordado que el artículo 44.1 de la Ley para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres establece que los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral se reconoce a los trabajadores "evitando toda discriminación basada en su ejercicio".
"La decisión de Donesteve es contraria a la ley, atenta contra los derechos laborales y supone una exclusión discriminatoria", ha expuesto el portavoz socialista, quien ha reprochado también al Gobierno municipal sus recortes presupuestarios para escuelas infantiles. "El PP pone trabas a la conciliación laboral y familiar", ha concluido Lissavetzky.
La responsable de Igualdad en el Grupo Municipal Socialista, Marisa Ybarra, ha recordado que la Constitución Española, en su artículo 14, garantiza el derecho a la conciliación de la vida personal y laboral. Especial atención presta la Ley a la corrección de la desigualdad en el ámbito específico de las relaciones laborales reconociéndose el derecho a la conciliación y en esta exigencia se integra el genuino derecho de las mujeres.
"La presencia de Donesteve en el Ayuntamiento es una vergüenza", ha afirmado Ybarra, para quien "las disculpas de la alcaldesa, Ana Botella, no son suficientes". La edil del PSOE considera "imprescindible" que el presidente de Hortaleza dimita o sea cesado y que no siga formando parte de la comisión de de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana.
"Cualquier intento de socavar los derechos laborales de las mujeres por motivo de su maternidad tiene que tener una respuesta contundente, que solo se entiende con la dimisión o el cese", ha concluido Ybarra.