Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lissavetzky reclama a Botella que "actúe de una ver por todas contra la contaminación" en Madrid

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha calificado de "escandalosos e intolerables" los niveles de contaminación atmosférica por dióxido de nitrógeno que se están registrando estos días en Madrid y que, a su juicio, "rondan" la alerta atmosférica con registros récord".
En un comunicado, Lissavetzky ha reclamado a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que "deje de hacer avisos virtuales y haga algo efectivo, de una vez por todas, para resolver el gravísimo episodio de contaminación por el que atraviesa la ciudad".
"Exigimos medidas concretas y contundentes para bajar unos niveles de contaminación que está afectado a la salud de miles de madrileños", ha añadido el edil socialista.
Detalla que a las 19 horas de ayer la estación de medición de Ramón y Cajal registró 416 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno. A las 20:00, la medición se situaba en 409. De esta manera, se superó en más de un 37 por ciento el nivel de aviso a la población, establecido en 250 microgramos por metro cúbico, durante dos horas consecutivas.
El portavoz socialista recalca que con estos datos dicha estación estuvo "a punto" de alcanzar el nivel de alerta atmosférica, que la normativa europea y estatal fijan en registros que superen los 400 microgramos por metro cúbico durante tres horas seguidas. Estos niveles no se habían alcanzado en la estación desde noviembre de 2007.
"Con la inacción de Botella, Madrid registra niveles alarmantes. La alcaldesa se limitó a cambiar estaciones a sitios más respirables y, aún así, la red sigue arrojando cada año datos por encima del límite legal", ha apostillado Lissavetzky para recordar que en los últimos diez días se superó el nivel de aviso a la población el 20, 29 y 30 de octubre.
Por su parte, la edil socialista Ruth Porta considera que el considera que "el Plan de Calidad del Aire 2011-2015 del PP ha sido un estrepitoso fracaso como se está viendo estos días". "Era un plan virtual con 70 medidas que no se han ejecutado", resalta.
"El Gobierno municipal rechazó con prepotencia las 100 medidas que propuso el grupo municipal socialista para mejorar el aire de Madrid y ahora, por esa incompetencia, los madrileños tendrán que pagar la multa que, presumiblemente, va a poner Bruselas al Gobierno de la nación por superar en Madrid de los niveles máximos de dióxido de nitrógeno permitidos", ha añadido.
NO SE PUEDE MIRAR PARA OTRO LADO
El PSOE ha pedido la reunión "urgente" de la Comisión de Alerta Atmosférica de la Capital para que tome medidas "inmediatas" de restricción de tráfico y aparcamiento en las inmediaciones de las estaciones más contaminadas si continua el actual episodio.
"Lo único que hace este Gobierno es confiar en que las borrascas lleguen y resuelvan un problema que afecta ya severamente a la salud de miles de personas. La ausencia de lluvias, la estabilidad atmosférica, el encendido de las calefacciones de carbón y el aumento de la circulación de vehículos privados puede provocar que tengamos un invierno negro en materia de contaminación si el Ayuntamiento no hace nada, como es su costumbre en estos casos", ha apuntado Porta.
Finalmente, Lissavetzky ha reclamado a Ana Botella que ponga en marcha un Plan de Saneamiento Atmosférico eficaz para mejorar la calidad del aire de la ciudad. "La alcaldesa no puede seguir mirando para otro lado e ignorar la boina de contaminación que sufre la ciudad. Esta conducta es irresponsable y está causando un grave perjuicio a la salud de los madrileños", ha señalado.