Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a los juzgados para declarar la mujer que denunció a Baltar por ofrecerle un trabajo a cambio de sexo

La mujer que denunció al presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, por supuestamente haberle ofrecido un trabajo a cambio de sexo, Teresa F.C., ha llegado este martes a los juzgados de Ourense para declarar como investigada por un supuesto delito de cohecho y tráfico de influencias, dos horas antes de que también comparezca por el mismo motivo el propio Baltar.
La mujer ha llegado sobre las 9,40 a los juzgados cubierta con unas gafas de sol y una bufanda y acompañada por su abogado, que ha ejercido como escudo para protegerla de los medios de comunicación.
Sin apenas levantar la mirada del suelo y sin hacer ninguna declaración, Teresa F.C. se ha introducido en el edificio judicial para declarar como investigada ante la jueza Eva Armesto, que capitanea Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense.
A su llegada a los juzgados, el abogado de Democracia Ourensana, Miguel Caride, que ejerce la acusación popular en este caso, se ha mostrado confiado en que la mujer "ampliará" su declaración inicial contra el presidente de la Diputación provincial y en que "explicará los detalles de todo este tema".
Para Caride "no tendría sentido" que, siendo la denunciante inicial, renunciase a su derecho a declarar y guardase silencio, a pesar de que en esta ocasión declara como investigada.
LA DECLARACIÓN DE BALTAR "ES UN ÉXITO"
Paralelamente, el letrado de Democracia Ourensana ha adelantado que cree que Manuel Baltar, citado a partir de las 12,30 horas, se acogerá a su derecho a no declarar, algo que "hacen habitualmente los políticos".
No obstante, ha subrayado que el hecho de que el presidente provincial acuda a declarar finalmente a sede judicial "es un éxito", dadas "las piedras que ha puesto en el camino para no celebrar" su comparecencia, que "han sido abundantes y grandes".
De este modo, Miguel Caride se ha referido a la "estrategia defensiva" de los abogados de Manuel Baltar, que "ha inundado el juzgado de escritos, recursos, todos en motivo de forma" con los que ha intentado aplazar esta declaración.
"De una forma u otra están dando un pulso al juzgado, para intentar evitar que la instrucción vaya adelante", ha señalado el letrado.
DECLARACIONES APLAZADAS
Teresa F.C. estaba llamada a declarar inicialmente el pasado jueves, 10 de marzo, a las 10,00 horas, como investigada, después de que la jueza Eva Armesto la hubiera citado al advertir indicios de un delito de cohecho tanto por su parte como por la del presidente de la Diputación a raíz de su denuncia.
Sin embargo, problemas de salud por parte del abogado encargado de la defensa del presidente de la Diputación obligaron a retrasar esta declaración hasta este martes, en el que también está fijada la declaración de Manuel Baltar.
La comparecencia de Baltar, a su vez, ya había sido aplazada desde el pasado jueves hasta este martes después de que su abogado acreditase que el presidente de la Diputación tenía previsto un viaje familiar a Eurodisney en esa misma fecha, y que ya había realizado el pago de parte antes de se le citase a declarar.
EL CASO BALTAR
A mediados del pasado mes de octubre, Teresa F.C. denunció ante la Fiscalía que Manuel Baltar le había ofrecido en el año 2010 "una plaza fija" en la Diputación provincial a cambio de mantener relaciones sexuales. Entonces, esta institución aún la dirigía su padre, José Luis Baltar.
En un primer momento, la Fiscalía Provincial de Ourense decretó el archivo de diligencias de investigación penal, pero la mujer presentó una nueva denuncia ante el juzgado de guardia alegando un supuesto delito de acoso sexual.
Tras estudiar la denuncia y las grabaciones aportadas por la mujer, la jueza encargada del caso excluyó la existencia de acoso sexual al no existir una relación laboral, docente o de prestación de servicios entre ambos en el momento de la relación sexual.
Sin embargo, señaló la posibilidad de un delito de cohecho y tráfico de influencias dada la relación personal de Manuel Baltar con el presidente de la Diputación en el momento de los hechos, su propio padre. Tras esta decisión, la mujer pasó a ser llamada como investigada como coautora de un delito de cohecho, al igual que el presidente provincial.